Detienen al último blanco prioritario de Tamaulipas

Pasó de ser escolta de la familia Cárdenas Guillén a jefe de plaza del cártel del Golfo en Matamoros, donde es responsable de plagios, homicidios y extorsiones, entre otros delitos.
Renato Sales, comisionado nacional de Seguridad, al informar sobre el arresto del delincuente.
Renato Sales, comisionado nacional de Seguridad, al informar sobre el arresto del delincuente. (Jorge Carballo)

México

El último objetivo prioritario de la Estrategia de Seguridad de Tamaulipas, Ángel Eduardo Prado Rodríguez, jefe de plaza del cártel del Golfo en Matamoros, fue detenido este viernes por fuerzas federales, encabezadas por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, sin efectuar un solo disparo.

Renato Sales, comisionado nacional de Seguridad, confirmó que a Prado Rodríguez, El Ciclón 7 o El Orejón, se le vincula con secuestros, homicidios, extorsiones, trasiego  y comercialización de drogas, principalmente en Matamoros.

También se le asocia con el tráfico de indocumentados y de la extracción y comercialización ilegal de hidrocarburos en el corredor Matamoros-Valle Hermoso.

“Las dependencias del gabinete de seguridad del gobierno de la República, en vinculación con autoridades del estado, establecieron una lista de 15 objetivos de atención prioritaria, los cuales se han ido neutralizando uno a uno, restringiendo significativamente la capacidad de operación de los grupos delincuenciales”, indicó el comisionado.

Agregó que se tiene información de que en 2012, Mario Armando Ramírez Treviño, El Pelón o El X-20, líder del cártel del Golfo, actualmente detenido, asignó a El Ciclón 7 a dicha plaza.

“Con esta información y el seguimiento a diversas investigaciones y labores de inteligencia en Tamaulipas  se logró identificar el paradero de este sujeto en un domicilio de la colonia Roberto Guerra, donde el día de hoy (ayer) fue detenido sin efectuar un solo disparo”, expuso el funcionario.

La Estrategia de Seguridad de Tamaulipas fue puesta en operación el 13 de mayo de 2014, cuando el gobierno federal, bajo el principio de la corresponsabilidad en el marco de sus atribuciones y en acuerdo con el gobierno del estado, implementó la nueva fase de esta misión que ha consistido en tres ejes principales: sellar el tráfico ilícito de personas, sustancias, armas y dinero; el fortalecimiento de las instituciones locales de seguridad y desarticular organizaciones delictivas en esa entidad.

Sales Heredia indicó que desde 2005 se tiene información de que el detenido habría formado parte de los subgrupos operativos al servicio de Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, antiguo jefe del cártel del Golfo.

“En ese año (El Ciclón 7) habría realizado actividades de escolta para la familia Cárdenas Guillén, posteriormente fue asignado como jefe operativo y tuvo bajo su cargo a grupos de informantes. Es considerado como uno de los fundadores de una de las vertientes operativas de este grupo delincuencial responsable de hacer frente a grupos rivales tanto afuera como adentro de la organización”, abundó el comisionado.

Prado Rodríguez, de 30 años, es originario de Río Bravo, Tamaulipas, y presuntamente se encargaba de las actividades delictivas en Matamoros. “Además presumiblemente era responsable de la violencia generada en la zona por el control del conocido corredor Matamoros-Valle Hermoso”.

Sales Heredia informó que al momento de la captura, a El Ciclón 7 le fueron aseguradas cinco armas largas, cerca de 20 mil dólares en efectivo, un vehículo y seis bolsas “presumiblemente de estupefacientes”.

Actualmente, Prado Rodríguez cuenta con una orden de aprehensión vigente por evasión de reos y otras más emitidas por el juzgado séptimo de distrito con sede en Reynosa.

Este sujeto fue puesto a disposición del agente del ministerio público de la federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, de la Procuraduría General de la República.

En Tamaulipas, autoridades informaron que tras la captura de Prado Rodríguez ocurrieron balaceras entre civiles armados y fuerzas federales que se prolongaron durante varias horas en distintos puntos de Matamoros.

Con datos de: César Peralta