Sujetos pretendían ocultar tráiler robado en una zanja

Luego de que los delincuentes se dieran a la fuga, policías federales lograrón el aseguramiento de un equipo que servía para evitar la localización a través de GPS.
Los delincuentes pretendían sepultar la unidad.
Los delincuentes pretendían sepultar la unidad. (Imelda Torres)

San Luis Potosí

Elementos de la Policía Federal detectaron un tráiler cargado de cigarros que había sido robado en la carretera y que estaba a punto de ser enterrado por los delincuentes a quienes se les incautó además un sofisticado equipo con el que evitaban que la unidad fuera localizada vía GPS.

Tras recibir un reporte de robo, los policías acudieron a la búsqueda de la unidad la cual había sido ubicada vía satélite por última vez en la 57 México- Piedras Negras, en el tramo de San Luis Potosí capital a Matehuala.

Se trataba de un camión marca International, blanco, con mercancía de una empresa tabacalera, que había salido de Jalisco y su destino era Nuevo León.

Al parecer los delincuentes que lo llevaban detectaron la presencia de los uniformados, por lo que huyeron del sitio donde pretendían ocultarlo, en una enorme zanja, de unos cuatro metros de profundidad, 30 de largo y 3 de ancho, donde pretendían meter la unidad, entre un área despoblada, poco después del kilómetro 150, a unos 400 metros de la carretera.

A un costado de la zanja había tres inhibidores satelitales que eran alimentados por una planta de energía que aún seguía encendida.