Detienen a sujeto con casi mil huevos de tortuga en Talpita

Eran huevos de tortuga caguama y pretendía venderlos en el tianguis 
Con uno a nueve años de prisión podría ser castigado Anzaldo Guzmán según la legislación vigente
Con uno a nueve años de prisión podría ser castigado Anzaldo Guzmán según la legislación vigente (Juan Levario)

Guadalajara

“Yo los compré en 5 pesos y los iba a vender en 8 o 10 pesos”, dijo un hombre que sostenía huevos de tortuga caguama, casi un millar, mientras los manipulaba en la colonia Talpita cuando policías de Guadalajara lo sorprendieron.

Ramón Anzaldo Guzmán, de 57 años, dijo que le compró los huevos a un conocido suyo que se dedicaba a comercializarlo en distintos tianguis de la ciudad y los policías lo entregaron a agentes ministeriales federales.

Con uno a nueve años de prisión podría ser castigado Anzaldo Guzmán según la legislación vigente, pues en el artículo 420 del Código Penal Federal se establece que esa sería la pena imputable a quien dañe, capture o prive de la vida a algún ejemplar de tortuga, o recolecte o almacene sus productos y subproductos; además se establecen 300 a 3 mil días de multa para el responsable de este delito contra la biodiversidad.

Policías tapatíos recibieron un reporte en que les indicaban que un sujeto tenía huevos de tortuga en la calle Julián Medina a la altura de Bocanegra y, al desplazarse al lugar, localizaron a Ramón Anzaldo cuando tenía en sus manos cuatro bolsas repletas de huevos de caguama, y junto a él otra tina con más bolsas, según información de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Los policías decomisaron el material a Ramón Anzaldo aproximadamente a las 11:00 horas de este sábado para ponerlo a disposición de las autoridades ministeriales competentes. Según el conteo preliminar, eran 902 ejemplares de huevos los que se le incautaron.

Ramón Anzaldo dijo que decidió vender los huevos porque no tenía trabajo desde hacía más de un año, a causa de un tratamiento contra la tuberculosis que padeció, agravada por su tabaquismo; vivía con una hija suya que le ayudaba manteniéndolo.