Detienen a seis presuntos secuestradores extranjeros

Tras secuestrar a un vendedor de autos en la 25 Poniente, éste escapó de sus captores y ayudó a las investigaciones para dar con el paradero de los delincuentes que, se presume, son de origen ...

Puebla

Al menos seis hombres fueron detenidos como parte de una investigación por el secuestro de un hombre que fue plagiado en la calle 25 Poniente de esta ciudad el martes pasado, la víctima logró escapar y dio aviso a las autoridades del lugar en donde estuvo cautivo lo que derivo en las detenciones.

De acuerdo con fuentes de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), detrás del secuestro se encuentra una célula de la delincuencia organizada que opera en distintas zonas de la ciudad y que tiene su origen en Cancún, Quintana Roo.

De acuerdo con las fuentes consultadas la víctima del secuestro fue citada en una zona cercana a la 25 Poniente para arreglar la venta de un vehículo, pues se dedica a la compra venta de autos.

Cuando estaba a punto de llegar desde una camioneta le cerraron el paso y bajó un hombre, por sus características y su forma de hablar identificó como de origen cubano, que le dijo que era elemento de la Procuraduría General de la República, que estaba detenido y que sería enviado a las oficinas del Distrito Federal.

Quien conducía la unidad es un hombre originario de Quintana Roo con antecedentes penales en ese estado por vínculos con la delincuencia organizada y habría sido quien planeó el secuestro.

De acuerdo con la averiguación previa 217/2014/DMZS la familia contrató a dos personas para que llevaran el pago del rescate del secuestro que fue pagado en una gasolinera ubicada en la autopista México-Puebla.

La familia entregó casi un millón de pesos en efectivo además de más de cinco vehículos a cambio de la libertad del hombre.

Durante las negociaciones para la liberación los familiares señalaron que hablaban con personas de acentos venezolanos y colombianos.

Luego de las investigaciones las autoridades los relacionaron con investigaciones de narcomenudeo de un grupo delictivo que opera en San Pedro y San Andrés Cholula.

En el trayecto fue llevado a una casa de seguridad, ubicada en el municipio de Huejotzingo, mientras se comunicaron con su familia para exigir un millonario rescate que fue pagado y apresar de eso el hombre no había sido liberado cuando escapó de sus captores.

La casa de seguridad estaba custodiada por dos hombres, presuntamente mototaxistas de la zona, quienes fueron los primeros detenidos y posteriormente se hicieron otros cateos en diferentes domicilio que llevó a la detención de más integrantes de la banda.

Hasta el cierre de esta edición la Procuraduría General de Justicia (PGJ) no ha dado a conocer información sobre el caso.