Detienen a 13 policías federales por secuestro

Los uniformados pertenecían a una banda de presuntos secuestradores que operaba en Acapulco, Guerrero.

Ciudad de México

La Policía Federal, en coordinación con la SEIDO, capturó a 18 integrantes de una banda de presuntos secuestradores, entre quienes se encuentran 13 policías federales en activo.

El vocero de seguridad del gobierno federal, Eduardo Sánchez, confirmó que a los presuntos responsables se les relaciona con por lo menos siete plagios cometidos en Acapulco, Guerrero.

Su detención se logró en un operativo realizado entre los días 2 y 4 de octubre pasados, el cual derivó de una denuncia ciudadana. Todos fueron consignados y recluidos en los Centros Federales de Readaptación Social en Sonora y Tamaulipas.

Los policías federales implicados pertenecían a la División de Fuerzas Federales.

Al anunciar esta detención, Sánchez advirtió que en el gobierno federal “vamos en serio” y que no habrá encubrimiento ni complicidad con los malos elementos de seguridad.

Informó también que en lo que va del sexenio, 81 Policías Federales han sido detenidos por su presunta responsabilidad en hechos delictivos, y que el propio Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón, ha advertido que habrá “mano firme” contra esos malos elementos y se actuará hasta las últimas consecuencias.

“El gobierno de la República no tolera, bajo ninguna circunstancia, actos de corrupción cometidos por servidores públicos. Es lamentable que entre quienes tienen el alto honor de servir a la ciudadanía, algunos cometan actos de traición en agravio de los ciudadanos a quienes juraron proteger. Las instituciones de seguridad del gobierno son y seguirán siendo leales únicamente con los servidores públicos que se conducen con honor, honradez y diligencia en sus actividades cotidianas. Afortunadamente la gran mayoría de ellos cumplen con este compromiso.

“Que quede claro: las instituciones no son ni serán refugio de complicidades, el peso de la ley caerá con todo su rigor contra todo aquel servidor público que traicione la confianza de la ciudadanía”, dijo Sánchez Hernández.