Detienen a mujer que robó y mató a su abuelo de noventa años

La mujer que golpeó a su víctima hasta privarlo de la vida para poder robarle dinero, resultó ser su nieta
Esther Hernández Hernández de 38 años de edad asesinó a su abuelo.
Esther Hernández Hernández de 38 años de edad asesinó a su abuelo. (Foto: Especial)

Puebla

Agentes de la Policía Ministerial esclarecieron el homicidio de un nonagenario, que fue privado de la vida a golpes en el municipio de Santa Ana Nopalucan, a manos de su nieta, quien asesinó a su abuelo para poder robarle dinero en efectivo.

Investigaciones que comenzaron el 11 de enero del año en curso, cuando en los agentes en compañía de un grupo de especialistas acudieron al levantamiento de un cadáver de una persona del sexo masculino en el municipio de Santa Ana Nopalucan.

Posterior a las diligencias, familiares del hoy occiso acudieron ante el Agente del Ministerio Público e identificaron el cuerpo de quien en vida respondió al nombre de Manuel Hernández Hernández.

De inmediato, los detectives iniciaron con las indagatorias correspondientes, las cuales los condujeron a conocer que una de sus nietas fue la última persona que vio con vida al hoy occiso, por lo cual su declaración podría ser importante para obtener más información para el caso.

Por ello, el fiscal adscrito a la Pgje, giró una orden de comparecencia en contra de Esther Hernández Hernández; así, los agentes ministeriales se abocaron a la localización de la mujer, misma que fue ubicada el 30 de enero sobre la avenida Loma Bonita, colonia Centro, perteneciente al municipio de Nopalucan.

Al constituirse en ese lugar, le informaron a la inculpada sobre la orden de comparecencia, al tiempo que le aclararon que no estaba detenida, si no que el Representante Social deseaba conocer información precisa sobre la muerte de su abuelo; no obstante, Hernández Hernández se negó a la orden ministerial, incluso agredió a los detectives verbal y físicamente, motivo por el cual fue puesta a disposición del Agente del Ministerio Publico por delitos cometidos contra funcionarios públicos y lesiones.

Durante su declaración ministerial, la probable responsable confesó que planeó el asesinato de su familiar para poder robarle dinero, ya que sabía dónde guardaba el efectivo, motivo por el cual el 11 de enero del año en curso, se trasladó al domicilio de su abuelo donde ingresó y aprovechó la oscuridad para ocultarse.

Posteriormente, tomó un palo y observó a su abuelo cuando salía de una de las habitaciones, motivo por el cual lo golpeó en la cabeza hasta privarlo de la vida; asimismo, agredió a su tía ya que presenció los hechos; sin embargo, esta opuso resistencia, situación que provocó que la parricida escapara para no ser descubierta. Finalmente, Esther Hernández Hernández de 38 años de edad, fue remitida al Anexo Femenil en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Apizaco, donde se resolverá su situación jurídica.