Detienen a implicados en el asesinato de empresario

Héctor Ortíz fue secuestrado el 25 de septiembre, el cuerpo fue localizado en San Luis Potosí

Puebla

Una mujer con ocho meses de embarazo junto con su pareja sentimental y su madre planearon el secuestro y homicidio de un empresario para robarle una camioneta valuada en 350 mil pesos, el cuerpo de la víctima y la unidad fueron localizadas en San Luis Potosí.

La víctima fue seleccionada por los sujetos en los anuncios clasificados de venta de vehículo, donde ofrecía una camioneta Land Rover modelo 2008 propiedad de Héctor Ortiz Rivera.

La tarde del miércoles 25 de septiembre, Ortiz Rivera salió de su trabajo para ver a las personas que un día antes le hablaron por teléfono quienes le dijeron que estaban interesados en comprarle la camioneta y ya no regreso a su domicilio.

Un día después, la familia del Ortiz Rivera se presentó ante a agencia sexta del Ministerio Público para presentar la denuncia por desaparición de personas, que de inmediato fue turnada a la Dirección General de Atención a Delitos de Alto impacto (DGADAI) para investigar un posible secuestro radicada en la averiguación previa PGJP/DGICDS/AP/96/2013, informó el titular de área Fernando Rosales Solís en rueda de prensa.

Las líneas de investigación apuntaron hacía María de la Cruz Bustamante Vargas, su hija Omayra Yuridia González Bustamante y Enrique Caballero Medina.

En la investigación se determinó que cuando la víctima hizo contacto con Caballero Medina quien supuestamente le compraría la camioneta, le pidió que lo acompañara hasta la unidad habitacional Loma Bella.

Una vez dentro del domicilio fue asesinado a golpes en la cabeza que le propinaron con un martillo y luego subieron el cadáver a la camioneta y se dirigieron a San Luis Potosí en donde pretendían deshacerse del cuerpo para entorpecer las investigaciones de las autoridades poblanas.

El mismo día que se reportó la desaparición del empresario, los familiares de María de la Cruz Bustamante Vargas y Omayra Yuridia González Bustamante, se  presentaron ante la agencia del Ministerio Público para denuncia su  posible desaparición de las mujeres.

Relataron que en la casa de las mujeres encontraron un recado en el que aseguraban se irían a vivir a Cancún por algún tiempo y que no se preocuparan lo que les resultó un comportamiento anormal, además de que encontraron rastros de sangre en el domicilio.

Y que los vecinos las habían visto a bordo de una camioneta de lujo, que correspondía a las características de la unidad en que fue visto por última vez el empresario.

En la inspección realizada por los peritos de la DGADAI se encontraron papales con nombres y teléfonos de personas que vendían vehículos.

Una vez que se determinó la probable participación de los sujetos y que probablemente se escondían en el estado de San Luis Potosí, pues tienen un familiar en ese lugar y de inmediato se solicitó la colaboración de la Procuraduría General de Justicia de esa entidad.

Agentes ministeriales de esa entidad lograron la ubicación de la camioneta en la que en su interior se encontró el cadáver de la víctima en la parte trasera y a los tres implicados.

Los detenidos quedaron a disposición del agente del ministerio público en San Luis Potosí en donde serán consignados por el delito de homicidio calificado y robo de vehículo.