Detienen a extorsionador tras cobrar su primera cuota

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana aprehendieron a Jorge Dávila González, de 40 años, luego del pago de 5 mil pesos, producto de la extorsión a un restaurantero.

Ecatepec

Autoridades policiacas de Ecatepec reportaron la detención de un presunto extorsionador que buscaba obtener una "renta" de 5 mil pesos mensuales por parte del propietario de un restaurante de este municipio. La captura del sujeto ocurrió justo en el momento en que e intentaba cobrar la primera "cuota".

No obstante, el propietario del giro involucrado mencionó que "hasta el momento habíamos recibido algunas llamadas de intento de extorsión, pero nunca volvían a marcar después de que colgábamos".

Y agregó que "en los dos últimos meses, nadie nos había llamado y nunca habíamos negociado con nadie, y menos hablamos de montos".

Cabe decir que de acuerdo con versiones de dirigentes empresariales en la región, los casos de extorsión telefónica siguen siendo por parte de bandas de principiantes que buscan aprovechar el clima de terror que hay en el país para sacar provecho y obtener recursos de industriales que no siguen las recomendaciones de las autoridades, esto es, colgar y nunca negociar con los delincuentes, que recurren a toda clase de artimañas para amedrentar a sus eventuales víctimas.

Y que en los casos en que algunos han colgado a las llamadas de extorsión, los criminales no vuelven a insistir después de tres intentos.

De acuerdo con reportes policiacos, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la entidad (SSC) aprehendieron a quien dijo llamarse Jorge Dávila González, de 40 años, en el estacionamiento de un restaurante ubicado sobre la Vía Morelos, en la comunidad de Santa Clara Coatitla.

Según la información, tras varias llamadas telefónicas el sujeto exigió al encargado del negocio cinco mil pesos mensuales por no obstaculizar las labores, cuota que debería entregar en el plazo fijado.

Sin embargo, el responsable del restaurante dio aviso a las autoridades y se montó un operativo para atraparlo, lo que sucedió una vez que el empleado entregó la cantidad al extorsionador.

Al momento de su captura, Jorge Dávila traía consigo el dinero que había recibido, y a petición de la parte afectada, fue remitido a la agencia del ministerio público en Xalostoc, donde se inició la carpeta de investigación por el delito de extorsión.