Detienen a un escolta del presidente de Tula

Lo acusan de secuestro.
Habrá colaboración con SSPH y PGJEH, asegura el edil.
Habrá colaboración con SSPH y PGJEH, asegura el edil. (Archivo)

Tula de Allende

El gobierno municipal de Tula de Allende fijó postura a favor de las instituciones de seguridad pública del estado de Hidalgo, luego de la detención de un agente adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública de la municipalidad durante la tarde del día de ayer a unos metros del palacio del ayuntamiento.

Durante una conferencia de prensa, el presidente municipal Jaime Allende González precisó que, en su oportunidad, las autoridades de Seguridad Pública estatal y la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), darán a conocer lo que corresponda a su ámbito de competencia, con relación a los hechos.

El munícipe informó que durante la tarde del pasado 28 de abril efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Hidalgo realizaron un operativo en las inmediaciones del palacio municipal de Tula; lo que dio como resultado la detención de uno de sus escoltas.

De acuerdo a los primeros reportes, fue detenido por su probable participación en un secuestro registrado en días pasados en el municipio, según las investigaciones del personal de la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

Posterior a los hechos relacionados con la detención del agente adscrito a la secretaría de seguridad pública municipal, el presidente Jaime Allende González giró instrucciones para que la citada dependencia colabore con las instituciones que tienen a su cargo las correspondientes investigaciones hasta las últimas consecuencias y sancionar al agente adscrito a la corporación de seguridad.

En tanto destacó que el oficial será separado de sus funciones hasta que las investigaciones lleguen a su término, se deslinden responsabilidades y de la misma forma se emita la sanción correspondiente por los hechos que se señala al detenido.

Las probables responsabilidades que se le señalen al ahora detenido serán de carácter particular, señaló el gobierno mediante un comunicado, “y no corresponden a la mística de la Administración, que reitera el posicionamiento de colaborar permanentemente para que se asuman la respectivas condenas, de acuerdo a la legalidad”.

“La Administración Municipal condena cualquier acto que atente contra la paz y tranquilidad de la sociedad, y reitera el compromiso de salvaguardar la integridad de las familias tulenses”, agrega finalmente el comunicado oficial del municipio.