Detienen a asesinos de jovencitas en SLP

Los tres sujetos confesaron haber decapitado a las féminas debido a que no obedecieron órdenes del grupo delincuencial al que pertenecían.

Ciudad Valles

Se esclareció el crimen de las dos jovencitas cuyas cabezas fueron encontradas en Matehuala y días después los cuerpos en Doctor Arroyo, Nuevo León hace unos días. Tres hombres fueron detenidos y confesaron haberles dado muerte porque no obedecieron órdenes, ya que pertenecían a un grupo del crimen organizado.

La Procuraduría General de Justicia del Estado informó que a través de la Policía Ministerial se llevaron a cabo las investigaciones luego del hallazgo inicial el 29 de mayo por lo que hace un par de días en el municipio de Charcas fueron detenidos tres personas en flagrancia por delitos contra la salud sobre la carretera 63. Francisco Gerardo de 18 años, Juan Pablo de 17 y Martín de 50 años iban a bordo de un taxi de Matehuala y una vez que se les dio alcance fueron revisados, encontrándoseles en sus ropas 83 bolsitas grapadas con cocaína. El primero traía mil 100 pesos en efectivo y una pistola tipo escuadra.

Los sujetos dijeron que el dinero era producto de la venta de drogas, que viven en Matehuala y son integrantes de un grupo de la delincuencia. Reconocieron haber participado en el secuestro u muerte de Judith de 17 años y Claudia Ya dirá, de 25.

Sus cabezas fueron encontradas con un mensaje en una cancha deportiva de fútbol rápido de la colonia Vista Hermosa en Matehuala y cuatro días después los cuerpos en Doctor Arroyo, Nuevo León.

"Ellas eran compañeras del mismo grupo pero no obedecieron órdenes y por eso las llevamos bajo engaños a Nuevo León, las tuvimos secuestradas y les pedimos dinero y un carro a sus familiares, luego las matamos", relataron.

Dieron las características del carro y los elementos ministeriales pidieron apoyo de sus homólogos de todo el país; era un Jetta azul que les dieron por el rescate. Finalmente lograron detectarlo cuando circulaba en la carretera Monterrey - Miguel Alemán, por lo que detuvieron al conductor y este después confesó los hechos y fío los nombres de todos los que participan en el doble crimen.