Detiene UPOEG a 10 supuestos criminales en Acapulco

La Unión de Pueblos pide al gobierno estatal dejar de encarcelar a miembros de la CRAC por el trabajo que hacen, y les propone que se pongan en coordinación.

Acapulco

Agentes de la Policía Ciudadana agrupados en la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero detuvieron en 48 horas a 10 presuntos asesinos, secuestradores y extorsionadores, informó el Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana del poblado de Xaltianguis, en Acapulco.

En conferencia de prensa, el comandante regional de la UPOEG, Ernesto Gallardo Grande, dijo que los operativos de seguridad continúan, debido a la presencia de una banda de secuestradores que opera desde Acapulco a Ometepec en la franja de la región de la Costa Chica guerrerense.

"Nuestro sistema ha logrado poner orden y se han logrado capturar a algunos delincuentes de alta peligrosidad, entre ellos secuestradores y extorsionadores y algunos otros homicidas que se han detenido en la comunidad de Xaltianguis", explicó Gallardo Grande.

Dijo que anoche detuvieron a tres presuntos extorsionadores en el municipio de Marquelia. "Tres secuestradores más en (el municipio de) Copala donde fue reportado un presunto plagiador (sic) muerto; en el poblado de Xaltianguis cuatro hombres más acusados de homicidios", precisó el comandante regional del SSyJC.

Ernesto Gallardo indicó que los acusados de secuestro fueron puestos a disposición de la Policía Investigadora Ministerial, quienes aseguran que participaron en el operativo.

Con relación en la detención por secuestro del líder de la Policía Comunitaria de la CRAC, Arturo Herrera Campos, el comandante regional recriminó las acciones que ha emprendido el Gobierno estatal.

"En vez de estar encarcelando por el trabajo que se está haciendo, les pedimos que nos pongamos en coordinación. "La ley ha protegido mucho al delincuente y todos nosotros nos llaman que somos ilegales pero no nos vemos ilegalidad", señaló.

Sobre la aprobación de la Policía Rural, dijo que primero deberían depurar los cuerpos de seguridad.