Rubido: maestro no murió por enfrentamiento en Acapulco

El comisionado Nacional de Seguridad informó que el profesor Claudio Castillo Peña no sufrió trauma craneoencefálico, sino que las lesiones fueron provocadas por aplastamiento.

Ciudad de México

El maestro Claudio Castillo Peña no murió por el enfrentamiento ocurrido ayer en la noche, en Acapulco, entre manifestantes y elementos de la Policía Federal, informó el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

En conferencia de prensa, el funcionario dijo que según la necropsia de la fiscalía de Guerrero, el maestro no sufrió trauma craneoencefálico, como algunas versiones lo indicaron, sino que las lesiones fueron provocadas por aplastamiento.

Según la necropsia, Castillo Peña tenía fracturadas las costillas, los pulmones perforados y traumatismo profundo de tórax.

Rubido explicó que la víctima fue recogida por una ambulancia de la Cruz Roja, la cual trasladó al hombre de unos 60 años, hacia el Hospital Naval de Acapulco, al que ingresó a las 21:40 horas.

El médico que lo atendió dijo que el paciente llegó inconsciente, con signos vitales débiles, y lesiones, por lo que se le entubó y dio medicamento. Posteriormente fue trasladado a otro lugar para que recibiera atención especializada, pero el profesor murió antes de las 4 de la mañana.

El comisionado explicó que ayer a las 12:40 horas, unas 4 mil 500 personas de diversas organizaciones sociales se manifestaron en Acapulco con la intención de tomar las instalaciones aeropuerto, "nuevamente con acciones para afectar" a habitantes y turistas.

Afirmó que los manifestantes no tenían la intención de protestar pacíficamente ya que portaban palos, tubos y otros objetos para agredir.

Dijo que para impedir que los turistas se vieran afectados, fueron desplegados 800 elementos con toletes y escudos para apoyar en las diversas acciones, siempre siguiendo los protocolos adecuados.

Aseguró que las autoridades llamaron al diálogo a los manifestantes, pero hubo caso omiso. A las 19:30 horas se exhortó nuevamente a los inconformes a que se retiraran porque "causaban afectaciones a toda la población".

Pero "los manifestantes movilizaron a niños y mujeres al frente de contingente; a pesar de que se encontraban en la primera línea, uno de los autobuses fue utilizado para embestir a elementos de la Policía Federal", expresó.

Rubido detalló que el autobús realizó una segunda maniobra de reversa hacia donde estaba un grupo de manifestantes.

Como resultado de las acciones, la Policía Federal detuvo a 106 manifestantes, de los cuales ocho fueron puestos a disposición del Ministerio Público local, mientras que el resto fue liberado.

El saldo de la riña fue de siete policías y 15 manifestantes heridos, de los cuales 14 fueron dados de alta.

El funcionario aseveró que mantuvo comunicación constante con autoridades del gobierno estatal y local para informar sobre la actuación de la Policía Federal.

El comisionado dijo que siempre se privilegiará el diálogo como el día de hoy ocurrió para retirar el bloqueo en la Autopista del Sol.

"En esta misma condición el estado hará valer la ley para proteger los derechos de todos y esta es la exigencia de la mayoría de los mexicanos", expresó.