Detectan toma clandestina de combustible en SC

En el lugar fue detenido un hombre, quien dijo que le habían pagado para realizar el robo.
El detenido fue identificado como Ricardo de Jesús Espinoza.
El detenido fue identificado como Ricardo de Jesús Espinoza. (Foto: Especial)

Santa Catarina

Una toma clandestina de combustible fue detectada la madrugada de este miércoles a unos 800 metros de las instalaciones de la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Santa Catarina.

Mediante un informe, el Ayuntamiento de Santa Catarina dio a conocer que la detección se derivó cuando se encontró en el sitio a un sospechoso que sustraía combustible de la tubería.

De acuerdo a la Policía de Santa Catarina, el detenido fue identificado como Ricardo de Jesús Espinoza, de 22 años, quien dijo vivir en la colonia Agua Nueva, en Guadalupe.

Tras un recorrido de vigilancia en el sector, a las 02:00 horas sobre el Antiguo Camino a Minera del Norte se localizó un camión estacionado, el cual se procedió a inspeccionar.

A decir de los policías municipales, al revisar el vehículo se encontró en la parte trasera a Ricardo Espinoza, por lo que descendió rápidamente y emprendió la huida, sin embargo fue alcanzado por los uniformados.

De acuerdo a las autoridades, el camión corresponde a un vehículo de marca Chevrolet con placas de circulación de Nuevo León en color blanco.

Se indicó que dentro del auto, el ahora detenido llevaba en la caja cuatro contenedores plásticos transparentes de mil litros cada uno, dos vacíos y dos llenos de combustible.

Luego detectaron que uno de los recipientes tenía una manguera conectada de aproximadamente ocho pulgadas de diámetro, la cual derramó combustible por toda la zona.

La manguera, explicaron, pasaba por debajo de las vías del ferrocarril hasta una excavación localizada aproximadamente a unos 50 metros de la ubicación del camión.

La excavación, apuntaron, tenía cerca de un metro de profundidad, así como dos por dos metros de ancho, en donde se encontraba la manguera conectada a una válvula y ésta a su vez conectada a un ducto de combustible.

Cerca del sitio se encontró un par de palas y picos, así como también botes de agua y una lona. Ante ello se procedió a cerrar la válvula impuesta para evitar el derrame de combustible.

Por la situación, policías municipales procedieron a dar parte al personal de Pemex y brindarles la responsabilidad del ducto.

Al respecto, Ricardo de Jesús Espinoza contó que lo habían contratado unas personas en el municipio de Guadalupe y reveló que por esa labor le pagarían 300 pesos.