Destruyen más de 900 armas en Edomex

Fueron sustituidas por pantallas de televisión, equipo de cómputo, sillas de ruedas o dinero en efectivo.
Canje de armas en Naucalpan
Huixquilucan se suma al programa. (Especial)

Huixquilucan

Este lunes inicia por segunda ocasión en Huixquilucan, el programa Canje de Armas, donde se intercambiarán armas de diversos tipos y calibres por equipo de cómputo, pantallas de televisión, sillas de ruedas y dinero en efectivo, como parte de las acciones de prevención que llevan a cabo los tres órdenes de gobierno.

Hasta el 26 de abril del presente año, elementos de las Secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Seguridad Ciudadana (SSC), realizarán el intercambio y efectuarán la destrucción de las armas, en las inmediaciones del Palacio Municipal, de acuerdo a los lineamientos del programa Canje de Armas 2014, respetando en todo momento el anonimato de quienes las entregaron.

Por lo anterior, y con la finalidad de crear confianza entre aquellos habitantes que poseen un arma, se comunica a las localidades sobre el procedimiento para la entrega, a fin de evitar la falta de participación por no estar informados y así, con toda seguridad puedan entregar armas a las autoridades de la Defensa Nacional y SSC para su destrucción.

Luego de tres semanas y 11 municipios recorridos, el programa Canje de Armas 2014 reportó hasta la fecha el canje y destrucción de 583 armas cortas, 132 largas, 249 pistolas y riles de aire o gas, 65 granadas y 9 mil 825 cartuchos útiles, todos sustituidos por pantallas de televisión, equipo de cómputo, sillas de ruedas o dinero en efectivo, a solicitud de quien realizó la entrega de armas.

La próxima semana, los módulos de este importante programa también estarán presentes en los municipios de Chimalhuacán, Nezahualcóyotl y Ocoyoacac, donde se espera que la ciudadanía asista de manera voluntaria, anónima y pacífica.

Desde el 24 de marzo y hasta el 31 de Mayo, personal de la Sedena, de la SSC y de los ayuntamientos participan en el programa con el propósito de evitar las armas de fuego u objetos bélicos dentro de los hogares, ya que representan un riesgo para los integrantes de la familia, especialmente para los menores de edad.