Despiden con homenaje a mandos caídos en Arcelia

Quienes tengan responsabilidad en este caso deberán asumirla, advierte el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, quien se manifestó dispuesto a que la Procuraduría General de la República atraiga ...

Guerrero

Por órdenes del alcalde de Arcelia, Taurino Vázquez, los dos mandos policiacos caídos la víspera en un enfrentamiento con militares fueron despedidos con un homenaje en las instalaciones del ayuntamiento.

Mientras, el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, afirmó que quienes tengan responsabilidad en este caso la tendrán que asumir y manifestó estar dispuesto a que la PGR atraiga el caso.

Un día antes, las autoridades locales dieron a conocer que Mario Urióstegui Pérez y Josué Vavines Ramírez, director y subdirector de Tránsito Municipal, respectivamente, murieron en un enfrentamiento a balazos con militares.

Los hechos, explicaron, ocurrieron después de que ambos mandos salieran de un campo de tiro en la comunidad de Palos Altos y se negaran a ser revisados por miembros del Ejército que los vieron armados y con uniformes militares apócrifos.

En el tiroteo murieron otras dos personas que, de acuerdo con algunos funcionarios, fueron identificadas como Marcelo Martínez Alarcón y Juan Martínez Estrada, quienes trabajaban en el área de Cultura.

De acuerdo con las primeras investigaciones, los elementos castrenses están asignados al 102 Batallón de Infantería con sede en el municipio de Tejupilco, Estado de México.

Los militares presentaron su declaración ante el Ministerio Público y cuatro de ellos permanecen bajo investigación.

Minutos después del tiroteo pobladores bloquearon la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano a fin de impedir la salida de los militares hasta que fuera aclarado el caso.

Ayer el alcalde Vázquez ordenó que los dos mandos policiacos  recibieron trato de hombres honorables y se les hiciera un homenaje de despedida en el ayuntamiento.

Funcionarios consultados por MILENIO indicaron que hasta ahora la versión más creíble es que el enfrentamiento en el que murieron los cuatro funcionarios se debió a una confusión.

Sin embargo, hasta la mañana del sábado la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano permanecía cerrada por habitantes quienes exigieron que se haga justicia en este caso y que se vayan los militares de la zona.

Debido al bloqueo cientos de automovilistas que iban a Pungarabato y otros puntos de la Tierra Caliente pasaron la noche en la carretera, lo mismo quienes buscan el camino hacia Teloloapan, Iguala y Chilpancingo.

Consultado al respecto, el gobernador Aguirre Rivero se dijo dispuesto a que la PGR atraiga el caso.

En entrevista antes de inaugurar un centro médico de alta especialidad en Acapulco, el mandatario estatal señaló: “la postura (del gobierno) es que quienes tengan responsabilidad la tendrán que asumir”.

—¿Estaría dispuesto a que la PGR atraiga el caso?

—No tengo ningún inconveniente.

Asimismo, dio a conocer que tuvo una charla con el alcalde de Arcelia “para decirle que lamentamos lo que aconteció en este lugar y que se procederá de acuerdo con la ley”.