Desorden y caos por grupos de autodefensa: Canapat

Es necesario acercarse a las autoridades municipales y estatales para trabajar en coordinación.
Odilón López Nava.
Odilón López Nava. (Tania Contreras)

Toluca

Crear grupos de autodefensa en los municipios por parte de los transportistas es inútil y no resuelve los problemas de inseguridad que se registran en el sistema público, sino es necesario acercarse a las autoridades municipales y estatales para trabajar en coordinación aseguró Odilón López Nava, representante de la Cámara Nacional de Autotransporte, Pasaje y Turismo (Canapat) en el Valle de Toluca.

Sin embargo, admitió que hay un elevado índice de asaltos en los municipios de Jilotepec, Ixtlahuaca, Villa del Carbón, Temoaya, Xonacatlán, Lerma y Almoloya de Juárez, en donde se está controlando, pero en el resto sobre todo los fines de semana desde el viernes hasta el lunes en horarios nocturnos o de madrugada es cuando se concentran los ilícitos.

En esta zona, hay un reporte de hasta dos incidentes de robo a la semana, pero en sitios como Lerma es donde tienen un mayor número de registros de delincuencia, en donde las autoridades municipales no actúan adecuadamente, pues incluso tienen denuncias por la extracción del vehículo frente a las instalaciones del Palacio Municipal, lo que demuestra la poca respuesta del gobierno local.

En contraste, el empresario dijo que la policía del transporte instaurada por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) arrojó resultados "excelentes", e insistió en el llamado para los transportistas del Valle de México y el oriente, en donde anunciaron la creación de grupos sociales para defenderse de los delitos de los que son víctimas.

"Nosotros vamos a castigar y reprobar públicamente a las autoridades que no trabajen, como organización seria que es Canapat, pero por ejemplo esta semana se robaron un autobús y la Secretaría del Transporte recuperó la unidad".

Aunque repitió que la creación de grupos civiles que tomen justicia por mano propia es una acción que solo genera más desorden y caos, no la posibilidad de resolver los índices de inseguridad en los diferentes municipios.