Ratifican denuncia por otros 4 desaparecidos en Papantla

En dos casos, el de Nicolás Gabrielli y José Patiño, los familiares acusan que en septiembre del año pasado fueron detenidos por policías estatales y desde entonces no saben de ellos.

Papantla

Cuatro personas más decidieron animarse a dar a conocer sus denuncias por desaparición en el municipio de Papantla, tras el caso de los jóvenes Alberto Uriel Pérez Cruz, Luis Humberto Morales Santiago y Noé Martínez, reportados como desaparecidos el pasado 19 de marzo en Papantla, Veracruz, cuando un grupo de policías los detuvo y entregó presuntamente a grupos de la delincuencia organizada.

"Hay más casos de personas desaparecidas, lo que pasa es que les da mucho miedo denunciar. Tenemos miedo y muchos no denuncian por temor a que les levanten a otro miembro de su familia", dijo Édgar Patiño, padre de José Carlos Patiño, de 25 años, desaparecido el 4 de septiembre del año pasado, luego de que el ex delegado de Seguridad Pública en Papantla, Jorge Luis Castillo Castillo, y el subdelegado Fidencio Bernabé Castillo, aún en funciones, lo detuvieron en calles del Centro, lo subieron a una camioneta.

Édgar Patiño decidió acompañar a los padres de los jóvenes Alberto Uriel y Luis Humberto y a otras 50 personas más en la Marcha por la paz, que este viernes se realizó en calles del municipio para exigir tranquilidad y denunciar el caso de otros desaparecidos en Papantla.

Se tratan de Nicolás Gabrielli Tapia, de 24 años; José Carlos Patiño Gutiérrez, los dos reportados como desaparecidos el 4 de septiembre de 2015 en hechos distintos; Luis Pérez Vázquez, de 26 años, desaparecido el 24 de mayo de 2014, y Pedro García Hernández, de 32, quien fue visto por última vez en la carretera Totomoztle-Tuxpan,el 7 de agosto de 2015.

Sin embargo, los casos de Nicolás y José Carlos coinciden no solo por la fecha, sino que además sus familiares aseguran que cuentan con testigos que responsabilizan a la policía estatal, quienes los detuvieron y se los llevaron en sus camionetas. Así consta en sus denuncias presentadas ante la Fiscalía de Veracruz y de las cuales MILENIO tiene copia.

Reabren tres

Este viernes, la Fiscalía General del Estado reabrió solo tres casos de personas desaparecidas: el de Nicolás, José Carlos y Luis para darles la misma prioridad que los casos de los jóvenes desaparecidos el pasado 19 de marzo.

Los padres de Nicolás y José Carlos responsabilizan en sus denuncias a Jorge Luis Castillo Castillo y Fidencio Bernabé Castillo:

"Hubo muchísima privación ilegal por parte de los estatales esos días (septiembre). A mucha gente, a muchos muchachos se los llevaron. Unos aparecían golpeados y otros muertos. Nunca se dieron a conocer. Fue la policía estatal la que se llevó a mi hijo. El delegado Jorge Luis Castillo y el subdelegado Fidencio Bernabé Castillo iban al mando cuando detuvieron a mis hijos y lo vieron los vecinos, pero no lo denuncian por miedo. El delegado le dijo a una persona de un local comercial de donde levantaron a mi hijo que se diera la vuelta hacia la pared y que cuidado con decir algo porque le iban a romper la madre", dijo Édgar.

"La policía estatal se llevó a mi hijo de la puerta de mi casa. Nicolás estaba en la casa y salió un momento. En la puerta de la casa se paró una camioneta blanca custodiada por dos potrillas de la policía estatal y tiran a mi hijo al suelo y a un sobrino lo empujan dentro de la casa para golpearlo y se llevan dos celulares. Después levantan a mi hijo del suelo y se lo llevan en la camioneta de la policía estatal. Nunca más lo volví a ver", dijo a MILENIO Verónica, madre del desaparecido Nicolás.

Los familiares se manifestaron el pasado 7 de septiembre para exigir información del paradero de sus hijos, lo que ocasionó que la Comisión Estatal de Derechos Humanos exigiera una reunión con los policías acusados, quienes aseguraron que no detuvieron a los jóvenes y que le resultaba imposible dar respuesta a planteamientos como a qué autoridad fueron entregados.

Este viernes volvieron a marchar por calles de la ciudad en compañía de al menos 50 vecinos más para condenar la violencia y dejar en claro que Papantla es un pueblo "valiente" para que regrese a ser el mismo de antes, turístico y pueblo mágico.

La marcha convocada a través de redes sociales para las 5:30 de la tarde arrancó una hora después y recorrieron cinco kilómetros hasta llegar al Mural a la Cultura Totonaca, en el centro de la ciudad.

A lo largo del trayecto los familiares y vecinos fueron guiados por una camioneta de Tránsito de Veracruz y resguardados por una ambulancia de Protección Civil Municipal y una camioneta de la Fuerza Civil. "Hemos caminado para que la gente se una y no tenga miedo, queremos dejar en claro que somos un municipio de paz y nos interesa recuperarla", dijo por un altavoz Omar Eduardo Juárez.