Desaparecen tres empleados de Sedesol en Guerrero

Las autoridades encontraron la unidad en la que viajaban en Tepetixtla; desde el jueves pasado los empleados salieron de Atoyac de Álvarez.

Coyuca de Benítez

A raíz de la desaparición de tres trabajadores de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en las inmediaciones de la comunidad serrana de Tepetixtla, personal de la Procuraduría General de la República (PGR) inició las investigaciones del caso.

De acuerdo con información proporcionada por autoridades ministeriales se indica que desde el pasado jueves que los tres empelados de la Sedesol habían salido del municipio de Atoyac de Álvarez con rumbo al de Coyuca de Benítez, ambas localidades ubicadas en la región de la Costa Grande.

El pasado 24 de abril, los tres empleados de la Sedesol del gobierno federal que operan en la Cruzada Nacional Contra el Hambre se esfumaron de la parte alta de la sierra del citado municipio, por lo que hasta el viernes autoridades de seguridad pública, municipal, estatal y federal, iniciaron una intensa movilización de búsqueda, localización y rescate para encontrarlos.

Se reveló que por la tarde autoridades estatales, municipales y federales, encontraron la camioneta marca Nissan, en la que se trasladaban los tres trabajadores de la Sedesol.

Los trabajadores desaparecidos son: Gustavo Abarca Radilla, Héctor López Torres y Carlos López Sánchez, que habían salido de Atoyac de Álvarez con destino a Coyuca de Benítez a bordo de la unidad.

A pesar del hermetismo del caso, por la desaparición de los tres trabajadores del gobierno, familiares de los 3 empleados federales presentaron formalmente una denuncia ante el Ministerio Público.

Por lo anterior desde el viernes policías de los tres niveles de gobierno, el Ejército, la Marina y Ministerio Público de Coyuca de Benítez se trasladaron a la zona donde hallaron la unidad.

Este domingo la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del gobierno del estado, Beatriz Mojíca Morga, confirmó la desaparición y señaló que se trataba de tres empleados de Diconsa de la Sedesol del gobierno federal.