Derrumbe deja 2 muertos en Venustiano Carranza

El desplome habría ocurrido cuando un trabajador cortaba con un soplete las varillas de acero que sostenían parte de una losa; hecho trastoca la ya saturada vialidad de la zona.
Las víctimas no han sido identificadas.
Los hombres realizaban trabajos de demolición cuando un pedazo de concreto cayó sobre ellos. (Denisse Mesta )

Monterrey

Durante la demolición de un edificio en el centro de la ciudad, una mala maniobra provocó el derrumbe de una placa y dos albañiles murieron tras caerles los restos de ésta.

Los hechos ocurrieron cerca de las 17:00 de ayer en el cruce de las avenidas Venustiano Carranza sur y 5 de Mayo.

Esto provocó una intensa movilización de socorristas de la Cruz Verde, de la Cruz Roja y de Protección Civil de la capital del estado.

Los elementos de las corporaciones de auxilio llegaron al sitio en cuestión de minutos; sin embargo, ya nada se pudo hacer por salvarles la vida a los dos trabajadores, quienes fueron identificados en ese momento como Juan Méndez y Tobías Martínez.

Mientras transcurrían las investigaciones preliminares, se estableció que el inmueble que está siendo demolido era sede de una empresa de climas, según el apoderado jurídico de la empresa Regencia Desarrollo, Francisco Zamora Torres.

Las primeras pesquisas realizadas por elementos de Protección Civil de Monterrey revelaron que el derrumbe sobrevino cuando uno de los trabajadores utilizaba un soplete para cortar las varillas de acero que sostenían una parte de la losa.

Lo anterior provocó que al vencerse, ésta cayera encima de uno de los trabajadores y golpeara al segundo, el cual quedó a tres metros a distancia.

El comandante operativo de Protección Civil, Iván Garza, informó que la zona fue acordonada para que personal de Servicios Periciales iniciara las pesquisas.

Durante las acciones de rescate y posteriormente, el hecho ocasionó embotellamientos viales en la zona.

La avenida Venustiano Carranza fue la arteria más trastocada debido a que uno de los tres carriles fue obstruido por los trabajos encabezados por las autoridades.

En el caso de la calle 5 de Mayo, sólo quedó un carril libre para la vialidad.

Como suele pasar en estos casos, algunos de los conductores reducían la velocidad con tal de observar el accidente, sin que les importara contribuir al congestionamiento vial.

Precisamente por esta razón, frente al lugar de los hechos ocurrió un choque entre una camioneta y un vehículo particular.

Elementos de Tránsito regiomontano que en esos momentos resguardaban el sitio de la doble tragedia acudieron a tomar parte del accidente, en un intento por dar fluidez vial al área.

La circulación apenas comenzó a normalizarse alrededor de las 20:00.