Denuncian prostitución y narcomenudeo en Cereso

Acusaron al jefe de seguridad interna del centro penitenciario de Pachuca, Jorge Sánchez Cruz de controlar el mercado de drogas.
Si falta el agua  en las galeras, les solicitan cooperación de hasta 70 pesos para regular el servicio.
Si falta el agua en las galeras, les solicitan cooperación de hasta 70 pesos para regular el servicio. (Archivo)

Pachuca

Reclusas del Centro de Reinserción Social de Pachuca denunciaron el cobro de cuotas semanales (200 pesos) por el uso de agua, acceso al trabajo, además de narcomenudeo y prostitución con visitas conyugales.

Internas, quienes prefirieron mantenerse en el anonimato por temor a represalias por parte de las autoridades, acusaron al jefe de seguridad interna del penal Jorge Sánchez Cruz de ser el encargado de controlar el mercado del penal por el trabajo, droga, agua y alimentación.

Las agraviadas señalaron que el jefe de custodios de la prisión designó a un par de internas de ser las encargadas de cobrar cinco pesos cada lunes a quienes se ocupan en la elaboración de artesanías, preparan alimentos en la cocina, o trabajan en la costura de equipo deportivo como balones, pants, entre otros.

“Nos pusieron unas encargadas de área y el área es una porquería, es un foco de infección, los baños se encuentran asquerosos y la cooperación nos la piden los días lunes, cada una de las internas tiene que aportar cinco pesos, los cuales aseguran son destinados para mejoras en las galeras, pero hasta el momento no hay nada”, señalaron las internas.

A decir de las reclusas dicho dinero es destinada a la alimentación de los trabajadores que aparentemente reparan las puertas de cada área.

En caso de que el servicio de agua les sea imposibilitado, las autoridades del Centro de Reinserción Social de Pachuca ordenan a las encargadas correspondientes, recolectar la cooperación de hasta 70 pesos para restablecer el suministro de agua para los sanitarios o alguna otra necesidad, reportaron.

El jefe de seguridad del penal fue denunciado ante el entonces director del penal, José María González Mendoza, quien hizo caso omiso ante la queja presentada por parte de las internas, señaló una de las agraviadas.

Asimismo reiteró que el recién nombrado director del Centro de Reinserción Social de Pachuca, Noé Vite Rivera tampoco ha prestado atención a la denuncia presentada por las internas del penal, quienes en repetidas ocasiones, han invitado al director a visitar las galeras sin que exista una respuesta favorable hasta la fecha.

“Hemos realizado llamadas a la oficina del secretario de Seguridad Pública en la entidad Alfredo Ahedo Mayorga a quien le explicamos la problemática, quien nos pidió que hiciéramos una votación secreta para las encargadas y le pedimos que no hubiera represalias, porque las internas han sido amenazadas con perder el empleo que tienen aquí (en la prisión)”, señaló una de las afectadas.

:CLAVES

COBRAN POR VISITAS

Las internas del penal de Pachuca refirieron que no se respeta el día de visita conyugal, hay quienes pagan 200 pesos a las encargadas de la galera para que puedan recibir a parejas de fuera cualquier día de la semana.

Explicaron que a las personas que pagan por sexo al interior de las cárceles las introducen por una puerta especial sin ser revisados e incluso algunas internas se prostituirse.

”Se ha denunciado la problemática, no hay respuesta, es bastante el consumo de mariguana, eso esta controlado por los custodios”, comentó la testigo.