Denuncian a jefe de la policía de Ecatepec por acoso sexual

Viridiana Hernández Rodríguez trabajó en el Centro de Mando de la Policía Municipal del 6 de enero al 31 de mayo de este año sin recibir pago, pero sí el hostigamiento por parte de Carlos Ortega ...

Ciudad de México

Viridiana Hernández Rodríguez presentó una denuncia formal contra el director general de Seguridad Ciudadana y Vial de Ecatepec, Carlos Ortega Carpinteiro, en la Fiscalía de Corporaciones Policiales en Nezahualcóyotl por acoso sexual.

El “viacrucis” de Viridiana comenzó en enero pasado, cuando se presentó en la oficina de Ortega Carpinteiro luego de que la canalizaran para obtener una plaza en el Centro de Mando de la Policía Municipal tras trabajar en la campaña de Pablo Bedolla, actual presidente municipal de Ecatepec.

El pasado 4 de enero asistió a las tres de la tarde a las oficinas de Ortega Carpinteiro para saber qué documentación llevaría para el empleo, sin embargo el encuentro se prolongó hasta las 11 de la noche.

Ese día el hostigamiento comenzó con la frase: “güera, tú vas a ser mi vieja, a mí me vale madres si eres soltera o casada” y hubo un señalamiento con las manos hacia la cadera de él de que ya se “imaginaba mis nalgotas ahí”, indicó Viridiana en entrevista con MILENIO.

La segunda cita se realizó el 5 de enero, cuando el jefe de la policía le reiteró sus proposiciones sexuales, además de afirmarle que él era el único que podía ayudarla a obtener el empleo.

Tras el hostigamiento, Viridiana le dijo que la estaba ofendiendo, a lo que Ortega Carpinteiro le señaló que se callara y le indicó que se reportara a trabajar con Gregorio Flores Arinchu.

Durante el tercer encuentro, el 8 de enero, el funcionario continuó acosándola, a lo que ella expresó que “había trabajado duro en campaña (de mayo a julio de 2012) para ganarse ese trabajo”, pero el acoso continuó.

Viridiana Hernández trabajó en el Centro de Mando de la Policía Municipal del 6 de enero al 31 de mayo de este año sin ninguna clase de pago, solamente la ayuda para transporte que su jefe (Gregorio) le ofrecía a ella y a sus compañeros.

Además, denunció que el 15 de mayo alrededor de las 11 de la noche cuando llegaba a su domicilio, fue levantada, frente a su casa estaba estacionada una camioneta Suburban en color blanco con vidrios polarizados, en la cual viajaban cuatro sujetos, uno que manejaba, otros dos con armas largas y oteo con un arma corta.

Uno de los agresores que portaba un arma larga le gritó “ya chingaste a tu madre hija de tu chingada madre”, tras lo cual la subieron al vehículo y comenzaron a golpearla.

Le prohibieron que fuera al ayuntamiento estatal a denunciar a Ortega Carpinteiro, porque si lo hacía, la visitarían de nuevo y en esa ocasión le quitarían la vida.

Tras recibir las amenazas, la envolvieron en hule espuma, el cual pegaron con cinta adhesiva transparente y la abandonaron en el Panteón Guadalupano.

Dijo que para regresar a su casa, subió, al tercer intento, a un taxi para que la transportara a su casa. Luego de la privación de su libertad, duró una semana sin salir por miedo a que le hicieran algún daño.

En tanto, la mujer de 30 años, madre de tres menores, de 13, 12 y un año y medio, indicó que el pasado 3 de junio tuvo una conferencia de prensa en el restaurante “Pedro y Sara” donde hizo público su caso por miedo a sufrir represalias por parte de Ortega Carpinteiro.

El día 4 del mismo mes hizo la carpeta de investigación con número 515170360013513 en la Fiscalía Especializada en Neza y el 5 en Derechos Humanos.

Tras lo cual, la Presidencia Municipal de Ecatepec emitió un comunicado en el que se indica que ella nunca tuvo relación laboral con el gobierno local.

“Cuando me golpearon dijeron que fue él (Ortega Carpinteiro), no tiene los pantalones para aceptarlo, a mí me gustaría que como tuvo esos pantalones para decirme que yo tenía que ser su vieja, tenga los pantalones para aceptarlo”, declaró Viridiana.

Consideró que Pablo Bedolla lo está protegiendo, por ello le hizo llegar una copia de los documentos que ella tiene en contra de Ortega Carpinteiro al gobernador del Estado de México, Erivuel Ávila, aunque no ha recibido respuesta de su caso.

Explicó que su jefe, Gregorio, fue despedido de su cargo de manera injustificada, sin embargo éste no ha firmado su baja de la corporación policial, mientras que otros dos de sus compañeros no han recibido la plaza que se les prometió y su compañera Karla, quien también sufrió acoso, se escondió y no han tenido información de ella.

Dijo que está dispuesta a someterse a las pruebas necesarias para demostrar que no es drogadicta ni carece de sus facultades mentales como se ha indicado desde que hizo público su caso.

Aunque declaró que en algún momento pensó en que ya no quería vivir porque la situación que vive actualmente le afectó demasiado ya que se la pasa encerrada, se cambió a casa de un familiar donde renta un cuarto.

“No voy a descansar, sin me van a matar ya ni modo, quiero justicia”, sentenció.