Delitos de alto impacto caen; aumentan los de fuero común

Las denuncias por homicidios, secuestros, lesiones y robos llegaron a 43 mil 972 durante el año pasado, mil 626 más que en 2012.
La entidad ha intensificado su estrategia contra la delincuencia.
La entidad ha intensificado su estrategia contra la delincuencia. (Archivo)

Monterrey

Nuevo León enfrenta claroscuros en el combate a la delincuencia, por un lado, los delitos del fuero federal, de alto impacto, van en decadencia, pero en contraparte, los del fuero común se han disparado.

Hace unos días, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública actualizó las cifras de inseguridad en el país, pues se encarga de recopilar y difundir las estadísticas estatales.

A Nuevo León le fue de la siguiente manera: en el 2012 se registraron 2 mil 114 delitos del Código Penal Federal, y un total general de 3 mil 926 de otras leyes y normativas. Para el siguiente año, las cifras cayeron a niveles de mil 551 delitos del Código Penal Federal y 3 mil 183 del total general.

En este rubro se engloban acciones relacionadas con el narcotráfico: desde la producción, transportación, comercio y posesión, entre otras. También la violación de leyes federales como las electorales, de instituciones de crédito o de propiedad industrial, entre otras.

Durante el primer mes del año en curso, se cuenta con reporte de 99 delitos del Código Penal Federal y 196 del total general.

La otra cara de la moneda son los delitos del fuero común, pues en el 2012 se presentaron 42 mil 346 denuncias en general, y para el año pasado las cifras escalaron a 43 mil 972.

 Estos números son de robos a personas, autos, casas, instituciones bancarias, en carreteras y lesiones, homicidios, delitos patrimoniales, sexuales, amenazas y secuestros.

No todo es negativo. Este último rubro del secuestro registró una disminución de 61 a 46 casos de un año a otro, y en este 2014 se denunciaron cuatro casos durante enero. La mejora le valió al gobernador Rodrigo Medina ser designado cabeza de la unidad antisecuestro de la Conago.