Delincuencia fomenta división entre comunitarios: UPOEG

Bruno Placido Valerio informó que realizarán reuniones para localizar a los responsables; los coordinadores fijarán una postura y determinarán acciones.
Archivo Milenio
(Archivo)

Guerrero

El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Placido Valerio, sostuvo que la delincuencia organizada fomenta la división entre los grupos de policías comunitarios que operan en la Costa Chica, lo que ya generó un primer roce que derivó en la detención de tres integrantes del municipio de Ayutla.

Placido Valerio comentó que el Sistema de Seguridad Ciudadana (SSC) que auspicia la UPOEG surgió como parte de un proceso integral, que tiene la intención de erradicar la violencia generada por la delincuencia, pero al mismo tiempo busca condiciones optimas para el desarrollo.

El índice delictivo disminuyó en los municipios de la Costa Chica en que tiene presencia el SSC de la UPOEG, pero el dirigente reconoce que los grupos delictivos todavía permanecen en la zona y se reagrupan para tratar de recuperar el territorio.

En algunos casos ya comenzaron a dividir a los grupos del SSC, lo que se confirmó en Ayutla de los Libres, cuando fueron detenidos el comandante de la Policía Comunitaria (PC) Jorge Luis Soberanis Ureña y el elemento Magdaleno Hernández Pascual.

Ellos fueron acusados de cometer el delito de secuestro en agravio del profesor Andrés Catarino Cabello, aunque Bruno Placido señala que en realidad se trata de un conflicto interno, pues tanto los detenidos como el profesor son miembros de la UPOEG.

Comentó que los elementos de la comunitaria detenidos por el supuesto delito de secuestro ya recibieron el apoyo jurídico que necesitan, por lo que el asunto en el terreno legal se atiende de manera oportuno.

Indicó que el mismo problema de división se detectó ya en otros puntos de la región, razón por la que los coordinadores del SSC y de la UPOEG se reunieron para comentar el asunto y analizar la manera en que lo podrán revertir.

“Nos hemos dado cuenta de que en varias comunidades los delincuentes están trabajando para dividirnos y confrontarnos; vemos que algunos de mis compañeros cayeron en ese juego, porque ambas partes son miembros de la UPOEG”, anotó.

Este jueves se determinará la situación legal de los comunitarios detenidos, pero el viernes habrá una asamblea general en la cabecera municipal de Ayutla para definir la ruta que los coordinadores seguirán.

Anticipó que en la asamblea se buscará el origen de los conflictos que se han detectado en varias partes, la intención es comentar una posible salida y encaminarla para evitar que haya más situaciones similares.

De aquí al 26 de octubre, dijo que se pretende realizar reuniones de balance en Xaltianguis, Tierra Colorada, Cruz Grande, Cuautepec y Ayutla, en donde sostuvo que se percibe una estrategia encaminada a solucionar la división de la UPOEG.

Una vez que se conozca quienes son los responsables de intentar dividir a la Unión de Pueblos, dijo que los coordinadores fijarán una postura y determinarán qué hacer.