Defraudador se dijo inocente en su declaración ante la PGR

Víctor Manuel Iñiguez Guerrero que fue detenido en Panamá es acusado porque presuntamente defraudó a leoneses y a Educafín se declaró inocente.
Víctor Manuel Íñiguez Guerrero, escoltado en Panamá.
Víctor Manuel Íñiguez Guerrero, escoltado en Panamá. (Archivo)

León, GTO.

Víctor Manuel Iñiguez Guerrero detenido en Panamá acusado por presuntamente defraudar a leoneses y a Educafin, no hizo más que ratificar la declaración que ya había hecho por escrito la última vez que fue detenido en México. Se dice inocente.

Declaró esa vez por escrito ante la Procuraduría General de la República (PGR) en la Ciudad de México  y por el mismo medio ante el Ministerio Público en León, que él no cometió ningún delito.

Además en el mismo escrito detallaba  que no tenía conocimiento sobre los procesos que hacía la empresa Inverzion de la que fue socio.

El miércoles se dio a conocer que Iñiguez fue detenido en Panamá cuando pretendía tomar un avio y viajar a los Estados Unidos.

En junio del 2005 consolidó con otros accionistas la empresa bajo el nombre de Soluciones de Inversiones S.A de C.V.

Señala en su escrito que Miguel Ángel Escobar López tenía el 60 por ciento de las acciones, Saúl Tejada Carpio el 5 por ciento, él  sólo tenía el 25 por ciento y otros dos hombres de lso que no dio sus nombres el 10 por ciento cada uno.

Incluso en su versión que dio a las autoridades detalla que la consolidación de la empresa se asentó ante notario público con número de expediente 5170/05, en la notaria 68 de la ciudad de León, Guanajuato.

Explica en su declaración que él comenzó a trabajar en la misma empresa como Asesor y Atención Financiara y enseguida logró ser Secretario del Consejo de Administración, pasaron algunos meses y ahora se hizo socio.

Aclara que al final la persona de nombre Miguel Ángel Escobar López ya en el 2009 quedó como accionista al 100 por ciento.

Supuestamente en el año 2009  Íñiguez Guerrero se enteró de los manejos de la empresa y aseguró que decidió retirarse.

Incluso Víctor Manuel Íñiguez se presentó en el mes de marzo ante la Junta de Conciliación y Arbitraje para reclamar el pago de sus servicios en dicha empresa y que enseguida comenzó a recibir amenazas de muerte y que lo habrían obligado a firmar un cheque por más de 3 millones de pesos.

Además dijo a las autoridades que en Guadalajara se refugió con su familia por un tiempo y luego se fue a Panamá.

Ahora el detenido estará en espera de lo que resuelva el juez que ventila el caso para determinar su situación legal. Víctor Manuel, confirmaron autoridades que actualmente se encuentra internado en el CERESO de León.