Defensa Nacional busca a 242 militares desde 2010

Según estadísticas del Ejército, en los primeros cuatro meses de este año se reportaron 130 casos, es decir, 53% del total; ninguno causará baja definitiva hasta que se aclare su situación.
Vigilancia militar en Tamaulipas.
Vigilancia militar en Tamaulipas. (Julio Nevero/Archivo)

Ciudad de México

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) busca a 242 militares que técnicamente tienen el estatus de “desaparecidos” entre 2010 y el primer cuatrimestre del presente año, según se desprende del documento “Estado global del personal del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos, que por diferentes motivos causó baja entre 1985 y el 30 de abril de 2014”.

Mandos militares consultados por MILENIO dijeron que de ese total, muchos miembros de las fuerzas armadas pudieron haber desertado; sin embargo, precisaron que mantendrán la condición de “desaparecidos” hasta que se haya determinado exactamente qué sucedió con ellos.

En los archivos de la dependencia estos casos comenzaron a registrarse oficialmente desde 2010 y repuntaron en los primeros cuatro meses de 2014, periodo en el que se reportaron 130 casos.

La Sedena publicó por primera vez el documento de referencia y aclaró que en el caso del personal del que se desconoce su paradero, no es definitiva la baja de las fuerzas armadas aun cuando se haya iniciado el procedimiento administrativo correspondiente.

El informe establece que las causas para iniciar un procedimiento y dar de baja a un militar son los siguientes: retiro, solicitud de separación, mala conducta, deserción, defunción, pasar a la reserva correspondiente, quedar incapacitado en actos fuera del servicio (artículo 24, fracción IV, de la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas) y “por desaparición”.

Según el reporte de la Defensa Nacional, entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2014 la cifra de elementos de tropa clasificados como “desaparecidos” alcanzó 130 casos, lo que representa 53.7% del total registrado.

CAUSAS DE LA AUSENCIA

El informe estadístico elaborado por la Dirección General de Personal no ofrece detalles sobre las causas por las que autoridades castrenses desconocen el paradero de oficiales (tenientes) y elementos de tropa (soldados, cabos y sargentos).

Funcionarios de la Sedena señalaron, sin embargo, que algunos elementos no localizados pudieron ser víctimas de grupos delincuenciales cuando se encontraban en actos de servicio, aunque otros pudieron haber desertado o fallecido por causas ajenas a sus actividades.

De acuerdo con el reporte de la dependencia, en 2010 hubo ocho casos “por desaparición” (dos tenientes, un sargento segundo, dos cabos y tres soldados).

En el año siguiente 22 militares se hallaban con el estatus de paradero desconocido (un teniente coronel, cuatro sargentos segundo, seis cabos y 11 soldados).

En 2012 los “desaparecidos” fueron 15 (dos sargentos segundo, ocho cabos y cinco soldados), mientras en 2013 el número llegó a 67 (un sargento segundo, cuatro cabos y 62 soldados).

En los primeros cuatro meses de 2014 la cifra llegó a 130 (nueve cabos y 121 soldados).

Mandos de la Defensa Nacional aclararon que “técnicamente” hay 242 militares desaparecidos, pero eso no significa que ya fueron dados de baja definitivamente.

“En rigor se inicia el proceso correspondiente, y en el caso de que aparezcan, pueden ser reincorporados en el servicio activo en determinadas circunstancias; la baja definitiva se aplica cuando se comprueba que fallecieron y se les otorgan beneficios y prestaciones de ley a sus familiares, al igual que si se comprueba que murieron en actos de servicio”, comentaron los funcionarios.

El artículo 170 de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos establece: “La baja es la separación definitiva de los miembros del Ejército y Fuerza Aérea del activo de dichas instituciones y procederá por ministerio de ley o por acuerdo del secretario de la Defensa”

También se mencionan las causas por las que se puede aplicar.

La fracción II, inciso C, indica: “Por desaparición del militar, comprobada esta circunstancia mediante los partes oficiales, siempre que dure en esta situación más de tres meses; en caso de que el individuo de que se trate apareciera y justifique su ausencia, será reincorporado al activo”.

Autoridades de la Sedena explicaron que se determinó difundir el reporte que incluye las desapariciones de militares a través del rubro Transparencia Focalizada, debido a que han sido “muy frecuentes” las solicitudes de información ante el IFAI sobre personal castrense cuyo paradero se desconoce.

“No estábamos obligados por ley, pero se decidió aplicar una estrategia de transparencia y datos abiertos”, precisaron.

En tanto, la deserción es una de las principales causas por las que personal militar es de baja. De acuerdo con la estadística de 2010, hasta el primer cuatrimestre de 2014 fueron separados por este motivo 12 mil 740 elementos.

Los registros revelan que en 2010 fueron dados de baja 4 mil 398 militares por desertar (3 mil 916 eran soldados). Al año siguiente el total fue de 3 mil 451 y de ellos 3 mil 72 pertenecía a la tropa.

En 2012 fueron separados de las filas castrenses 2 mil 505 efectivos, de los cuales 2 mil 114 eran soldados; en 2013 la cifra se ubicó en 2 mil 22 y de éstos mil 721 pertenecían a la tropa, mientras entre enero y abril de 2014 causaron baja 364, de los cuales 307 eran rasos.

Transparencia

- La Sedena difundió el reporte de las “desapariciones”, debido a que han sido “muy frecuentes” las solicitudes de información ante el IFAI sobre personal castrense cuyo paradero se desconoce.

- “No estábamos obligados por ley, pero se decidió aplicar una estrategia de datos abiertos”, precisaron autoridades de la dependencia y añadieron que la decisión se tomó en beneficio de la transparencia pública.