Decomiso histórico de medicamentos

La Cofepris asegura que incumplen con calidad, seguridad y eficacia terapéutica.
El producto fue asegurado en bodegas de tres empresas.
El producto fue asegurado en bodegas de tres empresas. (Jesús Quintanar)

Guadalajara y México

Jalisco fue el escenario del mayor decomiso de medicamentos en la historia, tras un operativo encabezado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) que culminó el pasado 25 de noviembre con el aseguramiento de 166 toneladas de fármacos genéricos, confirmó el director general de Regulación Sanitaria de la Secretaría de Salud estatal (SSJ), Celso del Ángel Montiel Hernández, quien añadió que se trató de un hecho sin precedente.

"Es el aseguramiento de mercancía más grande en la historia de Cofepris", dijo el funcionario.

En entrevista con MILENIO Jalisco, Montiel aseguró que entre las sustancias decomisadas están ranitidina, paracetamol, naproxeno, pravastitana, captopril y glibenclamida.

"Las irregularidades detectadas son las condiciones deficientes de temperatura, la falta de facturas de adquisición de materias e insumos, la ausencia de números de lote o fecha de caducidad en producto a granel y la falta de estatus de calidad de medicamentos", enumeró el directivo, quien detalló el informe que a su vez remitió la Cofepris a la autoridad sanitaria estatal.

Las 166 toneladas de medicamentos, que representan cinco veces más a todo lo incautado durante el año pasado, fueron aseguradas en bodegas de las empresas Medicinas Lacer SA de CV, Laboratorios Farmadem SA de CV y Material Médico de Occidente SA de CV. De las tres empresas intervenidas, una es fabricante y comercializadora y se asienta completamente en el municipio de Zapopan, mientras que las otras dos son comercializadoras y distribuidoras con presencia en este municipio, pero su sede en otro estado.

La Cofepris ordenó la suspensión de actividades en los establecimientos y corresponderá a la Dirección General de Regulación Sanitaria de Jalisco verificar que no estén operando.

Por separado, en la Ciudad de México, el comisionado de la Cofepris, Mikel Arriola, afirmó que en las próximas horas se destruirán los medicamentos decomisados, debido a que que no garantizaban la calidad, seguridad y eficacia terapéutica.

Aunado a ello, detalló que las empresas tampoco demostraron controles para rastrear los fármacos, carecen de evidencia para demostrar la adecuada potencia del medicamento, no se acreditó la seguridad del producto para consumo humano, además de que se encontró producto a granel sin número de lote, sin control de entrada a los almacenes y sin fecha de caducidad, entre otras irregularidades.

Agregó que se procedió a revocar el registro sanitario de las empresas infractoras, por lo que no podrán continuar con la fabricación de los medicamentos, además de recibir una multa por 700 mil pesos.

El proceso, desde julio

Mikel Arriola resaltó que el proceso de verificación para confirmar la violación a la legislación sanitaria por malas prácticas de fabricación comenzó en julio y ya se procedió a levantar las denuncias penales contra los presuntos responsables de las irregularidades.

Los medicamentos genéricos decomisados son utilizados para padecimientos como gastritis, colitis, presión alta y dolor.

En lo que va del año, la Cofepris ha realizado 15 operativos de vigilancia de medicamentos en el país. De 2011 a la fecha suman 76.