Deben ser vigiladas redes sociales de hijos: Martínez Vargas

Proporcionan mucha información, como su domicilio, su escuela, su trabajo, qué tienen, si viajan y todo esto se convierte en una herramienta para la delincuencia.
Deben revisar los perfiles de sus hijos.
Deben revisar los perfiles de sus hijos. (Tania Contreras)

Ecatepec

El denominador común en el caso de doce mujeres adolescentes desaparecidas en este y el municipio de Tecámac, es que todas fueron enganchadas vía redes sociales, por lo que es preciso que los padres estén alertas y vigilen la información que comparten y difunden sus hijos en internet, y éstos tener mayor precaución en el uso que le dan a esa herramienta de comunicación.

Lo anterior fue expresado por Octavio Martínez Vargas, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, quien hizo un llamado a los padres de familia a contribuir con la seguridad, supervisando lo que sus hijos realizan en las redes sociales.

El diputado comentó que más de las 12 mujeres de entre 14 y 17 años que desde el año pasado están reportadas como desaparecidas en la zona Héroes-Tecámac y Héroes Ecatepec, compartieron información con desconocidos en las redes sociales, e incluso se sabe que concertaron citas con ellos y que a partir de entonces no volvieron a sus hogares.

Mencionó que es peligroso compartir demasiada información por internet, por ello llamó a los padres de familia para, junto con sus hijos, revisen sus cuentas en las redes sociales, el tipo de fotografías que insertan, quiénes son sus amistades, cuáles son sus contados y, en fin, supervisar la información que han difundido en la red.

"La mayoría de niños, adolescentes y jóvenes difunden fotografías similares, agregan como amigos a muchos desconocidos y proporcionan mucha información, como su domicilio, su escuela, su trabajo, qué tienen, si viajan y todo esto se convierte en una herramienta que se utiliza mucho, pero los padres no estamos vigilando y hay que hacerlo", dijo.

Destacó el caso de una joven del fraccionamiento Jardines de Morelos que desapareció luego de concertar una cita en la tienda llamada "3B", con la supuesta finalidad de darle empleo, así como el de otra señorita que fue asesinada cerca del fraccionamiento Las Américas tras acordar un encuentro igualmente por internet.

En la supervisión de los hijos adolescentes por parte de los padres, el legislador dijo que "hay que empezar desde los tatuajes, a ver las razones de ello, con quiénes se juntan; hay que conocer sus amistades, a sus compañeros de clase; es preciso involucrarse más con estas cosas para trabajar más en la prevención, porque de lo contrario no sólo vamos a ser víctimas de ilícitos, sino también estar tocando puertas para liberar a nuestras hijas o hijos de la cárcel".

En este sentido, expuso que hace unos días, padres de familia le pidieron apoyo para localizar a su hija, una menor de 17 años que tenía cuatro días de desaparecida, y tras la movilización de las autoridades, del procurador estatal y del Fiscal regional, resultó que, en efecto, luego de un operativo se dio con el paradero de la joven, pero ella formaba parte de una banda de secuestradores.

"Mi reconocimiento a la Procuraduría porque en el caso sí había una persona secuestrada, pero no era la joven que se suponía", dijo, y sostuvo que ante ello es necesario reconocer, como sociedad, que se tiene un serio problema.