DF: escapa colombiano secuestrado por policías

Un video subido a YouTube en septiembre reveló la participación de varios agentes capitalinos; hay dos detenidos y va por tres más.
El procurador Rodolfo Ríos precisó que el plagio duró 57 días.
El procurador Rodolfo Ríos precisó que el plagio duró 57 días. (Octavio Hoyos)

México

John Jairo Guzmán Velázquez huyó de sus captores después de 57 días de que un grupo de sujetos liderados por un jefe de la policía capitalina lo privó de la libertad en calles de la colonia Narvarte.

Sin dar pormenores de sus declaraciones ante el Ministerio Público, el procurador capitalino, Rodolfo Ríos, advirtió que la víctima llegó a la embajada de Colombia en México.

Con signos de desnutrición, el colombiano pidió ayuda a las autoridades consulares, que dieron aviso a la Procuraduría General de Justicia del DF para dar continuidad a la averiguación previa por el delito de secuestro.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia anunciaron que Guzmán Velázquez será repatriado este jueves.

“Pediremos a las autoridades mexicanas agilizar la investigación en torno a esta situación para esclarecer lo sucedido.”

“Esta persona se encuentra con vida, se encuentra bien de salud, con algunos signos de desnutrición, de algunas lesiones que no ponen en peligro su vida”, dijo el procurador capitalino.

“Fueron 57 días en que estuvo privado de la libertad, como refiere; insisto, no daré detalles de cómo fue éste (el cautiverio), pero efectivamente se liberó de sus captores y llega al consulado.”

El secuestro de Guzmán Velázquez tomó trascendencia porque una persona videograbó con su teléfono celular el momento del plagio y el material fue difundido en la red social YouTube.

En las imágenes se ve que la víctima viajaba en un automóvil compacto sobre la avenida Cuauhtémoc, cuando un grupo de motociclistas le marcaron el alto, mientras un taxista hacía la labor de muro.

Los hombres lo tomaron por la fuerza para introducirlo en una camioneta que llegó al lugar y, después se supo, tomó camino hacia la carretera México-Toluca, donde las autoridades perdieron el rastro de los secuestradores.

Días después, tras una investigación interna, la Secretaría de Seguridad Pública del DF admitió que entre los plagiarios había policías preventivos en activo, quienes incluso usaron uniformes y motocicletas asignadas por la dependencia local.

Apolonio Pérez Tapia, asignado a la Dirección de Inspección Policial de la SSPDF, y el chofer Bernardo Barbosa Hernández fueron detenidos y, tras cumplir un arraigo por 30 días, quedaron a disposición de un juez penal.

Además, las autoridades ministeriales iniciaron la búsqueda de otros uniformados, identificados como Ulises Avelino Hernández García, David Ortega Cortes y Víctor Benítez Garduño, adscritos al sector Consulado de la Policía Preventiva local.

“Hay que recordar que él es la víctima y que estamos en la localización de otros probables responsables, por lo que no pudiéramos dar muchos detalles”, señaló Ríos Garza.

“No podría mencionar un número (total de involucrados), no podemos ser muy específicos en cuanto a las personas que intervinieron; sabemos los que a través del video que todos vimos y que estamos por supuesto en la localización de los mismos.”

De acuerdo con la indagatoria, John Jairo llegó al país por Guadalajara, de donde se desplazó hacia la Ciudad de México en septiembre pasado. Aparentemente la víctima trabajaba en su país como guardia privado.

Otra versión fue su aparente participación en un grupo delictivo, lo que derivó en su secuestro el 20 de septiembre pasado en la colonia Narvarte, delegación Benito Juárez.