Cumplen penas en libertad casi 43 mil presos federales

El objetivo es evitar saturación de espacios y contaminación criminógena en los penales; los beneficiarios deben acudir regularmente a módulos para la lectura de huellas e iris.

México

La Secretaría de Gobernación reportó que 42 mil 888 sentenciados por algún delito federal cumplen su castigo en libertad, pues son beneficiarios de sustitutivos penales o condenas condicionales por parte de la autoridad judicial.

La dependencia reconoció que hay un “aumento en las altas y registros de población de sentenciados del fuero federal (…), lo que conlleva un mayor número de personas que cumplen su sentencia en libertad”.

De acuerdo con el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, elaborado por la Secretaría de Hacienda, hasta diciembre de 2013 la meta de Gobernación era tener 42 mil 500 sentenciados con sentencia en libertad, pero esta cifra fue superada y llegó a 42 mil 888.

Esto se debe a la aplicación de programas de reinserción y medidas alternativas a la prisión impulsados por el gobierno federal “para evitar la saturación de espacios y la contaminación criminógena en las instalaciones penitenciarias federales”.

Gobernación informó en septiembre del año pasado la nueva política penitenciaria, que incluía un modelo de libertad vigilada para la rehabilitación de internos y su efectiva reinserción social.

La libertad vigilada es el control de sentenciados mediante presentaciones a módulos equipados con tecnología biométrica para identificar sus huellas dactilares, rostro e iris con un software desarrollado con ese fin.

MÁS BENEFICIADOS

Por compurgación de la pena de prisión y beneficios de libertad anticipada fueron liberados 16 mil 379 sentenciados del fuero federal, lo que también representa superar la meta de 12 mil.

La dependencia federal precisó que hay 20 mil 223 internos sentenciados que participan en programas de reinserción social en las prisiones federales.

En tanto, de una población penitenciaria sentenciada de 24 mil 997 internos, 4 mil 648 están en proceso de clasificación (aquí se toma en cuenta su grado de peligrosidad) para decidir el tratamiento adecuado para su readaptación a la sociedad.

Solo 126 internos fueron clasificados como no aptos para participar en actividades de reinserción social.

Gobernación informó que esto se debe a que tienen padecimientos crónicodegenerativos o infectocontagiosos, además de que están hospitalizados en los centros penitenciarios federales.

En 2012 el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social reportó que 13 mil 298 reos obtuvieron su libertad con sustitutivos penales y condenas condicionales dictadas por alguna autoridad judicial o compurgando su pena.

En cuanto a las actividades de readaptación social, en 2012 se informó que 14 mil 67 sentenciados fueron beneficiados con dicho modelo.

Por otra parte, la autoridad penitenciaria del gobierno federal no alcanzó la meta de equipar con tecnología las instalaciones federales.

Al cierre de 2013 quedaban pendientes de dicha infraestructura para enlaces de telecomunicaciones los penales de Coahuila, Michoacán y Morelos.

El objetivo era equipar 20 instalaciones penitenciarias con esos servicios, pero hasta diciembre del año pasado solo se logró adoptar esta tecnología en 17.  


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]