Crece cifra de muertos a 163

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó ayer acerca del fallecimiento de otras dos personas en el Hospital General Regional mientras recibían atención, víctimas de agresiones durante ...
El asesinato del hijo de ‘El Jari’, de los más sonados en el 2013.
El asesinato del hijo de ‘El Jari’, de los más sonados en el 2013. (Archivo)

León,GTO.

La cifra de asesinatos del 2013 creció de 161 a 163, ya que la Secretaría de Segurdad Pública del Estado informó ayer de la muerte de dos personas más tras la celebración de la llegada del Año Nuevo, en distintos hechos.


Una de las víctimas murió a puñaladas y el otro fue asesinado a balazos.

Así lo informó la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en un reporte que emitió sobre lo ocurrido en la ciudad durante los festejos del Año Nuevo.

A BALAZOS

Un agente de la Policía Ministerial disparó y lesionó a un hombre, sospechoso de un robo, en el municipio de Manuel Doblado; el herido murió cuando ingresaba en el Hospital General Regional de esta ciudad de León.

La víctima fue identificada como Fernando Ibarra Ramos, de 35 años de edad, quien murió por una lesión por disparo de arma de fuego penetrante de abdomen.

Lo identificaron su mamá Carmen Ramos y su hermana María de Jesús Ibarra.

La Procuraduría de Justicia del Estado informó que los hechos de esta muerte ocurrieron el último día del 2013 en Manuel Doblado.

Agregaron que todo ocurrió mientras un agente de la Policía Ministerial, de nombre Víctor Rafael Arias, hacía una labor de investigación sobre un robo a una casa-habitación en aquel lugar y presuntamente Fernando Ibarra Ramos era el sospechoso.

El jefe de Zona de la Procuraduría de Justicia, Emilio Flores, informó que el policía ministerial se percató que el sospechoso se encontraba en el baldío en donde el hacia el peritaje alrededor de las 11:00 horas del 31 de diciembre, en la calle Juan Escutia de ciudad Manuel Doblado.

El sospechoso se le fue encima atacándolo con una navaja, por lo que el agente ministerial sacó su arma y disparó para defenderse –según la Procuraduría de Justicia–.

Explicó que el agente mostró su chamarra para demostrar que se encontraba rasgada por la navaja que portaba el sospechoso, además de que resultó herido en el abdomen.

Mientras tanto, el sospechoso fue trasladado de inmediato al Hospital General Regional en la ciudad de León, por la herida que presentaba, sin embargo, murió a las 6:00 de la mañana, según el reporte del nosocomio.

La Procuraduría de Justicia, explicó que Fernando tenía varias averiguaciones en su contra, iniciadas por robo, además de que también había otras acusaciones en su contra, una por lesiones a una menor y otra por posesión de droga.


A PUÑALADAS

En este segundo hecho en la colonia Balcones de la Joya a las 11 de la noche del 31 de diciembre, Francisco Javier Vera de 19 años de edad, murió, cuando era atendido en el HGR, a las 6:50 horas del día 1 de enero, a consecuencia de una lesión por arma punzo cortante, penetrante de tórax.

Según informó la PGJE, el occiso Francisco Javier, era vecino de la calle Paseo de la Presa en la colonia San Nicolás del Palote.

El Ministerio Público informó que la pareja de Francisco, Brenda Berenice, de 18 años, con domicilio en la colonia Puerta Dorada, fue quien identificó a la víctima.

Explicó que se separó de Francisco desde hace un año, pero le llevaba dinero y pañales para su hijo.

Agregó que el 31 de diciembre fue a las 19:00 horas a verla y se salió, aunque le dijo que regresaría.

Dieron las 11:00 de la noche y Francisco no regresaba por lo que ella decidió salir para llamarle a sus suegra y preguntar si sabia en donde se encontraba su pareja.

Cuando realizaba la llamada, volteó hacia “El Bara” en la avenida Aristóteles y vio patrullas.

Al acercarse para ver qué pasaba, se dio cuenta que la persona que estaba tirada era Francisco Javier, por lo que fue trasladado de inmediato al HGR, informó la Procuraduría de Justicia.

La autoridad no informó más datos sobre la muerte del joven, ya que busca a testigos de los hechos.