La Corte demostró mi inocencia: Arzate

“No espero nada del gobierno ya obtuve lo  más valioso que es mi libertad, con eso me basta”

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia de La Nación hizo el trabajo que las autoridades en Chihuahua no quisieron hacer, aseveró Israel Arzate, acusado de participar en  la masacre en Villas de Sálvarcar y liberado ayer, durante una conferencia de prensa en el centro Agustín Pro,  acompañado de su madre Guadalupe Meléndez y su abogado Santiago González.

Arzate  indicó también que no espera nada del gobierno pues obtuvo lo más valioso que es su libertad, por lo que se descartó la posibilidad de una demanda.

“Desde un principio siempre dije que era inocente,  firmé la confesión bajo la amenaza de que violarían a mi esposa y a mi hijo”, señaló.

También comentó que su liberación es un paso para la justicia de las víctimas de Villas de Sálvarcar, “pues con chivos expiatorios no se puede impartir tal”.

Por su parte su madre Guadalupe Meléndez exigió a las autoridades admitir su error y decir la verdad sobre la masacre, también pidió a las personas que no  están de acuerdo con la libertad de su hijo que  exijan justicia pero no acosta de un inocente.

Durante la sesión de preguntas y respuestas Arzate comentó que no teme por su vida, que lo que más miedo le da es pagar por un delito que no cometió.

Arzate lamentó haber perdido su libertad, a su esposa y el tiempo con su hijo, durante los años que estuvo preso injustificadamente.

Israel Arzate fue detenido en febrero de 2010, por ser el presunto responsable de la masacre de Villas de Sálvarcar, que dejó 15 jóvenes muertos. Su detención arbitraria y el juicio lleno de irregularidades permitió a la Suprema Corte de Justicia otorgarle la libertad inmediata el pasado miércoles.