Continúan represalias por caso Heaven

Autoridades ministeriales revelaron que el hermano de una de las 13 víctimas raptadas del bar en la Zona Rosa fue secuestrado y liberado trae el pago de un rescate.
Familiares de los jóvenes secuestrados en el Bar Heaven de la Zona Rosa
Familiares de los jóvenes secuestrados en el Bar Heaven de la Zona Rosa. (Ilich Valdez)

Ciudad de México

Las represalias vinculadas con el caso Heaven continúan, pues el hermano de una de las 13 víctimas raptadas de un bar de la Zona Rosa y asesinadas el año pasado, fue secuestrado y liberado tres semanas después mediante el pago de un rescate.

Autoridades ministeriales revelaron a MILENIO que el 7 de abril de 2014, el mismo día que familiares exigieron a la PGR y a la PGJDF no cerrar la investigación, hombres armados privaron de su libertad a José Ignacio Fonseca Arreola, por quien exigieron el pago de 10 millones de pesos.

Los secuestradores redujeron posteriormente sus exigencias a cinco millones de pesos y tras una serie de negociaciones José Ignacio fue liberado el 1 de mayo, luego del pago de una cantidad que no se especificó.

Funcionarios de la procuraduría capitalina dijeron que en este plagio la línea de investigación apunta a una venganza, y que los secuestradores estarían relacionados con el grupo criminal que asesinó a Eulogio Fonseca Arreola, hermano de la víctima, junto a 12 personas más que fueron raptadas del Bar Heaven de la Zona Rosa el 26 de mayo de 2013.

Comentaron que el secuestro de José Ignacio Fonseca Arreola ocurrió horas después de que el 7 de abril familiares de las víctimas del caso Heaven ofrecieron una conferencia afuera del bar que se ubica en la Zona Rosa, donde exigieron a los gobiernos federal y local que retomen las investigaciones para capturar a los "autores intelectuales" del múltiple secuestro y ejecución.

En esa protesta pidieron la detención de José Joel Rodríguez Fuentes, El Javis, supuesto líder del grupo criminal La Unión de Insurgentes, así como de Ismael García Polo, gerente del Heaven, a quienes se les atribuye haber facilitado el secuestro y ejecución de las víctimas, pues ambos continúan prófugos.

Según las investigaciones, José Ignacio se dirigía a su domicilio cuando fue plagiado en la zona de Oceanía; el mismo 7 de abril sus familiares recibieron la primera, de una serie de llamadas telefónicas, en la que los secuestradores exigieron el pago de 10 millones de pesos a cambio de no asesinarlo.

Eulogio Fonseca, hermano de José Ignacio, fue plagiado del Heaven la mañana del domingo 26 de mayo de 2013 con otras personas, la mayoría que radicaba en el barrio de Tepito.

Según la investigación oficial, la múltiple ejecución derivó de una disputa entre presuntos integrantes de las organizaciones denominadas la Unión de Insurgentes y la Unión de Tepito.

Ambos grupos supuestamente pelean el control de la distribución de droga en el corredor Insurgentes-Zona Rosa-Roma-Condesa, y el asesinato de un "dealer" - 24 de mayo de 2013- en el Bar Black detonó la venganza que culminó con la muerte de las 13 personas.

Sin embargo, los familiares de éstas han negado cualquier vínculo con la distribución de droga en el Distrito Federal y han reiterado su exigencia de que las autoridades no cierren el caso.