Contenido ilegal en internet desplaza la piratería

En busca de libros, música, películas o juegos, los mexicanos dejan de lado los cd y dvd y recurren a la web, donde se han detectado al menos 135 sitios que reciben publicidad.
El director de Linux explicó que "todos los países espían", sin embargo, situó en una posición de ventaja a los que producen tecnologías.
(Shutterstock)

México

Internet se ha convertido en el nuevo reto de la industria de la música y el cine en México, ya que ahí se distribuyen digital y extraterritorialmente contenidos de manera ilegal que están protegidos por derechos de autor.

En este ciberespacio, la Procuraduría General de la República (PGR) está impedida para actuar, no solo por la falta de personal y tecnología, sino porque hay un vacío en la ley para perseguir este tipo de actividades.

La Asociación Protectora de Cine y Música (APCM), que trabaja de la mano con la PGR para resguardar los derechos de autor, tiene detectados 135 sitios a los que recurren usuarios mexicanos, donde se distribuyes de manera ilegal contenidos, videojuegos, software, libros, música y películas; algunos de estos sitios tienen su origen en México y el resto en diversas partes del mundo.

Alfredo Tourné G., director de APCM, dijo que si bien la PGR ha dado golpes importantes contra la piratería a escala nacional, desmantelando los principales laboratorios clandestinos para procesar y distribuir discos compactos y dvd, actualmente el principal desafío que enfrentan es internet.

Explicó que en la red existen diversas formas de distribución de contenidos, a través de casilleros virtuales (cyberlocker) o por un enlace o vínculo (link), que permiten a los usuarios acceder automáticamente a otro documento electrónico, lo que genera pérdidas a la industria.

“La diferencia entre internet y la piratería física (es decir, la distribución de cd y dvd) es que el mismo producto se sigue distribuyendo, pero para quien lo distribuye en internet no le cuesta, es más fácil hacerlo y también puede tener ganancias por tener un sitio (en la red)”, explicó.

Tourné dijo que las personas que se dedican a la piratería dicen que Internet les está quitando el trabajo.

“Hay gente que hace piratería por internet que ya tiene más conocimientos técnicos de cómo hacer un código para poner los links, los contenidos y tener publicidad de terceros, que ni siquiera saben que a lo mejor están pagando o patrocinando un sitio pirata. ¿Por qué? Porque están contratando un servicio de publicidad en el sitio más popular. La publicidad funciona así, donde hay mucho tránsito (visitas). Y muchas agencias no saben que están en un sitio que tiene contenidos sin autorización de los titulares”, apuntó.

El director de la APCM comentó que cualquiera puede tener un sitio en México con usuarios en Perú o Croacia; o se puede tener un sitio en el país y el servidor con los contenidos en Filipinas.

“Combatir eso por medio de las autoridades es muy complicado, porque tienes que buscar y tener por medio de Interpol conexiones con la gente de Filipinas para tener acceso al servidor y agarrar a la persona en México. Y a la mejor a esta persona en México le pagan a través de una compañía en Panamá.

“Lo que quiero decir es que a una persona que luego se le detenga no diga ‘es que yo no tuve ninguna intención de cometer un delito’. Vamos, si tuviste todo el esmero de hacer esta campaña y tener la compañía en otro lugar, el servidor acá (en otra región), sabes perfectamente que es un delito y sabes cómo buscar darle la vuelta.

“El entorno digital se está volviendo un reto, es una realidad. Y si no existe hoy un paso de México en cuestión legislativa para hacerlo, después va a ser muy complicado; nos va a pasar lo que sucedió con la piratería física: sí, ya es (un delito que se persigue) de oficio, pero luego de 11 años de buscarlo”.

Subrayó que en México ya se inició el primer procedimiento con la autoridad administrativa contra un sitio en la red, pues los responsables son quienes otorgan las direcciones IP (acrónimo para Internet Protocol es un número único para identificar una computadora en la red), a quienes contratan el servidor.

Dejó en claro que para combatir la piratería hay un convenio internacional, pero para atacar los contenidos ilegales en la red se emprenden acciones administrativas, porque no hay una sola ley de propiedad industrial a escala mundial.  



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]