Consignan a involucrados con homicidio cometido en Encarnación de Díaz

Tres hombres serán procesados por el delito de secuestro agravado. 

Guadalajara

Luego de que diera a conocer el hallazgo de ocho cadáveres enterrados en un predio ubicado en el municipio Encarnación de Díaz, la Fiscalía General del Estado consignó a tres sujetos presuntamente involucrados en el homicidio de esas ocho personas, por las que existía denuncia de desaparición.

Los detenidos son: Gilberto Mendoza Pérez, de 32 años de edad y José Antonio Reyes Soto, de 37 años, ambos con domicilio de Encarnación de Díaz, así como José María Pérez Caldera, de 18 años, vecino del municipio de Acatic.

La primera denuncia por desaparición se recibió el pasado 30 de mayo, correspondiente a un menor de 16 años de edad, a quien vieron por última vez el 24 de mayo. Posteriormente, el 3 de junio se recibieron denuncias por la desaparición de Emmanuel Ramírez Ruíz, de 20 años, con quien sus familiares tuvieron contacto por última vez el 22 de mayo, y de Mario Sánchez Mendoza, de 19 años, a quien vieron el 25 de mayo.

El 4 de junio se recibió la denuncia por la desaparición de Salvador Armando Ramírez Ortiz, de 20 años, visto por última vez el 24 de mayo. Y el 5 de junio nuevamente se presentó denuncia por Salvador Armando y dos hermanos: Martín, de 28 años y un menor de 17 años, estos últimos vistos por última vez el 17 de mayo, de acuerdo a versión de sus familiares, además se denunció la desaparición de José de Jesús Vázquez de los Santos, de 20 años, visto el 24 de mayo, y de una menor de 14 años, a quien su familia vio por última vez el 6 de mayo.

Tras recibir la primera denuncia los agentes iniciaron los trabajos de localización, logrando la detención de los tres sujetos ya mencionados.

En sus declaraciones, los detenidos indicaron que tenían conocimiento de la muerte de las ocho personas por las que existía denuncia de desaparición, y guiaron a los elementos hasta el lugar donde abandonaron los cuerpos.

Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses hicieron el levantamiento de los cadáveres, fijación de indicios y una serie de peritajes vinculados con la investigación, a fin de comprobar la identidad de las víctimas y determinar las causas de muerte.

Los sujetos detenidos indicaron que el homicidio de las ocho personas se debió a que una de ellas había robado pertenencias a un cabecilla de una célula delictiva que opera en la región. Señalaron que las ocho personas eran parte de este grupo delictivo.

Por lo anterior los tres hombres fueron consignados al Juzgado Mixto de Primero Instancia de Encarnación de Díaz, para ser procesados por el delito de secuestro agravado.