Sedena consigna a militar ligado a asesinato en Tierra Blanca

La dependencia explicó que el mando es acusado de delitos contra la disciplina y el honor militar, además de que se dio parte a la PGR sobre este caso para que actúe hasta esclarecer los hechos.

México y Veracruz

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que fue consignado un oficial del Ejército por la desaparición de Víctor García, de 31 años, quien fue hallado muerto después de ser interceptado por militares en Tierra Blanca, Veracruz.

En un comunicado, advirtió que en este caso y en todos los que personal militar vulnere la ley o los derechos humanos se procederá con rigor y contundencia contra los responsables.

Señaló además que dio parte a la Procuraduría General de la República (PGR) para que actúe en el ámbito de su competencia por estos hechos.

La Sedena indicó que producto de la investigación de la Procuraduría General de Justicia Militar resultó la probable participación de un oficial, quien ya fue detenido y consignado ante un juez castrense por delitos contra la disciplina y el honor militar.

“De esa investigación también se descubrió el homicidio de un civil, por lo que se dio intervención al agente del Ministerio Público de la Federación para que en el ámbito de su competencia actúe, con la absoluta colaboración de esta Secretaría, hasta el esclarecimiento de los hechos”, puntualizó.

CONDENA EN 99% DE CASOS

El penalista Juan Velásquez subrayó que el Ejército sí castiga la indisciplina y los delitos que su personal comete contra civiles, y prueba de ello es la detención de un oficial que fue internado en el Campo Militar Número 1 por la desaparición de Víctor García.

En entrevista con Carlos Marín para El Asalto a la Razón, el abogado, quien es defensor del fuero de guerra para que los soldados solo sean castigados por la justicia militar, comentó que actualmente hay aproximadamente 3 mil militares que enfrentan proceso en prisiones castrenses.

Mencionó que 99 por ciento de los casos que llegan a los tribunales militares se resuelve con una condena, contrario a lo que sucede en la justicia civil, donde 95 por ciento de los asuntos quedan en la impunidad.

El penalista dejó en claro que el fuero de guerra no es un privilegio como creen muchos civiles, mismos que confunden el fuero con la inmunidad que tienen altos funcionarios para no ser detenidos durante su encargo, pero que al final la pierden a través de un juicio de procedencia o al término de su encargo.

“El tema es que nosotros los civiles creemos que el fuero de guerra, el fuero militar, es igual al fuero de los altos funcionarios, cuando en realidad el fuero significa jurisdicción” para determinar en qué ámbito se va a procesar a un presunto responsable, manifestó.

Velásquez manifestó que “absurdamente se reformó el fuero de guerra para que los civiles enjuiciemos a los militares cuando nos victiman”.

“Nada más que el problema es que en nuestro mundo civil, la impunidad es de 99 por ciento de los delitos que se cometen, (solo) se castiga uno de cada cien; en el fuero de guerra, la impunidad es de 5 por ciento, en 95 por ciento de los casos se castiga para imponer la disciplina”, que es el fundamento de las fuerzas armadas, expuso.

Subrayó que los tratadistas que reconocen que en todos los ejércitos del mundo hay un fuero de guerra, dicen que éste es necesario para mantener la disciplina, porque una fuerza armada indisciplinada “sería una banda armada que asolaría a la población civil”.

“La mejor prueba de esta historia, que en el Ejército se castiga, y que el general secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, cumple lo que dice, como por ejemplo en su discurso del Día del Ejército, digamos el que la hace la paga, es esto que justamente, desgraciadamente, ha sucedido en Veracruz”, donde se reportó la desaparición de Víctor García, comentó.

Velásquez mencionó que fue a través de la prensa, que la Sedena se enteró de que se acusaba a militares por la desaparición del joven.

“Se ordenó al Ejército, leí en un comunicado, que interviniera para investigar y descubrir… y entonces, el Ejército descubrió que no había sido desaparecida esa persona, sino asesinada por un militar.

“A este militar se le detuvo y ahorita está preso en una cárcel militar, puesto a disposición (de la justicia) por delitos militares, pero (también) a disposición de la Procuraduría General de la República por el homicidio de ese civil”, añadió. El penalista reiteró que este caso que acaba de suceder y reconocer la Sedena es la mejor prueba de que en el Ejército “sí se castiga, no se solapa”.

PARTICIPARON MÁS

En Tierra Blanca, Veracruz, familiares de Víctor García, quien era originario  de Tezonapa, acusaron que cuatro elementos del Ejército y uno de seguridad de Petróleos Mexicanos participaron en la detención y asesinato del joven.

Dieron a conocer que ya realizaron esta denuncia ante las autoridades y esperan que se detengan a todos los responsables de la muerte de su pariente encontrado tres días después de su desaparición junto a una camioneta incinerada.

Detallaron que ya se han reunido con autoridades de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Gobernación, así como de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas para el seguimiento al caso.

Además, este miércoles acudieron al Ministerio Público de Tierra Blanca, donde hasta ayer tenían información judicial sobre el caso, pues les notificaron que el representante social de la entidad declaró incompetencia y el expediente lo atrajo el Ministerio Público de la Federación.

En dicho encuentro con autoridades ministeriales locales también ultimaron detalles, pues este viernes les entregarán los restos de Víctor.

Los familiares revelaron que el martes pasado les fue informado que los resultados de las pruebas de ADN que les realizaron tanto a ellos como a los restos encontrados en un paraje pertenecientes al municipio de Tierra Blanca, sí correspondían a su pariente.

Reiteraron la petición de no mencionar sus nombres, pues aseguraron que tienen miedo y “temen su vida”.