Condenan a mexicano, líder de una red de prostitución en EU

Bonifacio Flores Méndez fue sentenciado a cadena perpetua. Estuvo involucrado en la explotación sexual de mujeres desde 2001. Sus víctimas eran mexicanas llevadas bajo engaños a NY.
Trata de personas
Además del tráfico de mujeres para obligarlas a prostituirse, los hermanos tenían y operaban varios burdeles en Nueva York (Milenio Digital/Archivo)

Nueva York

El mexicano Bonifacio Flores Méndez fue condenado en Nueva York a cumplir cadena perpetua por liderar con su hermano Isaías, una red de prostitución que obligaba a mujeres a tener relaciones hasta con 20 hombres al día.

Flores Méndez, de 34 años y arrestado el año pasado con otras 16 personas, deberá además renunciar a unos 1.7 millones de dólares y restituir 84 mil dólares a las víctimas, indicó en un comunicado la fiscalía federal de Manhattan.

De acuerdo con los documentos presentados en la Corte, Flores ha estado involucrado en la explotación sexual de mujeres desde 2001, año en que fue arrestado por primera vez por ese delito.

"Tenemos que rechazar que este tipo de conducta quede impune y el castigo debe ser severo", dijo la jueza Katherine B. Forrest al dictar la sentencia, y recordar a las víctimas que "despertaban quizás debajo de una mesa, en una habitación sin ventanas o en un sótano preguntándose si algún día esa pesadilla terminaría y se haría justicia".

"Hoy, haciéndole responsable por sus crímenes, alguna justicia se ha hecho", afirmó.

De acuerdo con la fiscalía, Isaías trajo de México a una menor de edad bajo falsas promesas de amor.

Cuando la menor, que tenía un hijo, llegó a Nueva York, Bonifacio la obligó a dormir en el piso con su niño sin abrigo para luego encerrarlos en un sótano sin ventanas y privarlos de alimentación suficiente.

Además del tráfico de mujeres para obligarlas a prostituirse, los hermanos tenían y operaban varios burdeles en Nueva York que donde obligaban a cinco mujeres a tener relaciones con al menos 20 hombres cada día "y bajo horrendas condiciones".

Un total de 16 de los 17 arrestados, incluido Bonifacio Flores, se declararon culpables y han renunciado, a más de 1.7 millones de dólares, mientras que otro acusado alcanzó un acuerdo con la fiscalía.

La fiscalía identificó a los que se declararon culpables, entre ellos algunos hermanos, como Bonifacio e Isaías Flores Méndez, Pedro y Alejandro Degante-Galeno, Sergio Degante Ortiz, Valentín Jiamez-Dolores, Mario Pedro Martínez-Barrera, Javier León-Chávez, Alberto Jesús Martínez-Miranda, Miguel Ángel Che-Veliz, Isidro Degante-Galeno, Manuel Gómez-Batana, Margarito Degante, Marcos Méndez Pérez y Francisco Méndez Ramírez, quienes cumplen sus sentencias.

El fiscal federal Preet Bharara señaló que Flores Méndez aterrorizó por décadas a mujeres y que "no dudó en causar daño físico o sicológico" a sus víctimas y agregó que la sentencia de hoy "no enmienda ese daño" pero asegurará que Flores Méndez no vuelva a abusar de mujeres y niños.