Dan 52 años de cárcel a secuestrador de Silvia Vargas

Un juez federal condenó a Martín Enríquez Monroy, 'El Chelas', integrante de la banda denominada Los Rojos, por secuestrar en 2007 a la hija del ex titular de la Conade, Nelson Vargas.
Nelson Vargas, padre de Silvia, quien fue secuestra y asesinada en 2007.
Nelson Vargas, padre de Silvia, quien fue secuestra y asesinada en 2007. (Cuartoscuro (Archivo))

Ciudad de México

A casi siete años del secuestro y homicidio de Silvia Vargas Escalera, hija del ex titular de la Conade, Nelson Vargas, un juez federal sentenció a 52 años y seis meses de prisión a Martín Enríquez Monroy, 'El Chelas', integrante de la banda de secuestradores denominada Los Rojos, por ser penalmente responsable de los delitos de secuestro agravado y delincuencia organizada.

El juzgado 17 de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal también impuso al delincuente el pago de 10 mil 812 días de multa por concepto de reparación del daño.

El juzgador encontró pruebas suficientes para acreditar la participación del sentenciado en el secuestro agravado por homicidio de la víctima.

En la sentencia señaló que hay constancias de las que se desprende que su intervención en los hechos y como integrante de la organización delincuencial, consistió en custodiar y alimentar a la víctima dentro de la casa de seguridad ubicada en la Calle Bellavista, número 51, colonia San Miguel Xicalco, Delegación Tlalpan, en el Distrito Federal.

El 11 de diciembre de 2008, casi media hora después de que la familia Vargas Escalera reveló que su hija Silvia murió a manos de delincuentes, la Procuraduría General de la República decidió dar a conocer que de los dictámenes en genética forense que se practicaron a los restos localizados en una casa de seguridad en la delegación Tlalpan, correspondían a los de la hija biológica de Nelson Vargas y Silvia Escalera Montes.

La dependencia señaló que derivado de las líneas de investigación establecidas, en coordinación, con la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, obtuvieron información que permitió realizar diligencias y recabar declaraciones ministeriales necesarias para solicitar y obtener del juzgado Octavo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, la orden de cateo número 42/2008, en el domicilio ubicado en la calle Bellavista 51, colonia San Miguel Xicalco, Delegación Tlalpan.

El cateo lo realizaron peritos y Agentes Federales de Investigación, al mando del agente del Ministerio Público Federal de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), localizando los restos humanos de una mujer.

Las diligencias de identificación comenzaron en el Servicio Médico Forense (Semefo), con la finalidad de precisar la identidad de la víctima.

"En las diligencias periciales en el domicilio señalado e identificación, participaron los peritos de la Procuraduría General de la República en genética forense, identificación fisonómica, antropología forense, odontología forense, medicina forense, medicina especializada, fotografía forense, video, retrato hablado, dactiloscopía, criminalística de campo, grafoscopio, análisis de voz, topografía, química, ingeniería y arquitectura.

"De los dictámenes especializados y principalmente de genética forense se llega a la conclusión que el perfil genético obtenido del cuerpo encontrado en el domicilio ya referido, corresponde al de la hija biológica de Nelson Fernando Vargas Basáñez y Silvia Escalera Montes", mencionó la PGR.

Asimismo, la dependencia solicitó a la entonces Secretaría de Seguridad Pública Federal una minuciosa y exhaustiva investigación, pormenorizada, de la línea abierta por los hechos y la localización y presentación de todos y cada uno de los responsables partícipes en el secuestro y privación de la vida de Silvia Vargas.

LAS LÍNEAS

El 26 de noviembre de ese año, la PGR reveló detalles que constan en la averiguación previa sobre este caso, en la que existían cuatro líneas de investigación, una de las cuales señala al ex chofer de la familia, pero contra quien no había elementos para vincularlo con el plagio.

La dependencia también puso al descubierto que en el colegio "Alexander Bain", sitio al que se dirigía la víctima el 10 de septiembre de 2007, y al que nunca llegó, se habían presentado eventos similares de secuestro.

Además, informó que la Visitaduría General revisó el 27 de mayo del presente año la investigación, habiendo emitido el inicio de procedimientos administrativos contra dos agentes del Ministerio Público Federal y un elemento de la Agencia Federal de Investigación, por haber incurrido en la falta de atención de procedimientos de investigación.

De acuerdo con la institución, el 11 de septiembre de 2007, la Unidad Especializada en Investigación de Secuestros de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, dio inicio a la indagatoria PGR/SIEDO/UEIS/238/2007, con motivo del parte recibido del área de negociación de secuestros de la Policía Federal, sobre el probable secuestro de Silvia Vargas Escalera.

"Silvia Vargas Escalera salió a las 6:30 horas de su domicilio localizado en la Delegación Magdalena Contreras, DF, para dirigirse al bachillerato "Alexander Bain", lugar al cual no llegó. Como a las 10:00 horas, el padre de la víctima, Nelson Fernando Vargas Basañez, realizó varias llamadas al celular de la víctima para tratar de localizarla, contestando en una de ellas, una persona del sexo masculino, quien manifestó tener secuestrada a su hija y exigió 3 millones de dólares a cambio de su liberación.

"El señor Nelson Fernando Vargas Basañez realizó directamente diversas negociaciones con los secuestradores y el 27 de septiembre de 2007 recibió la última llamada de uno de los secuestradores, quien contestó negativamente a la pregunta realizada como prueba de vida de la víctima, y le indicó que ya no volvería a marcar, ya que no le interesaba su dinero".

DETENIDOS

Posteriormente se logró la detención de los presuntos autores intelectuales y materiales del secuestro y homicidio de la joven Silvia Vargas Escalera.

Se trata de los hermanos Cándido y Miguel Ortiz González, el primero de ellos identificado como líder de la banda denominada Los Rojos y con nombre clave 'Comandante Blanco', y el segundo con el alias 'Comandante Tigre'.