Comunitarios se defienden con armas de ‘Templarios’ en Michoacán

Un grupo de 31 autodefensas de La Ruana declararon que la organización se creó para protegerse de esa organización criminal que extorsionaban en la zona, según un informe de la PGR.
Archivo Milenio
(Archivo)

México

En un hecho inédito, integrantes del grupo de autodefensa de La Ruana, Michoacán, revelaron que se “protegían” de Los Caballeros Templarios con armas de fuego de las que despojaron a los propios miembros de esta organización criminal dedicada al narcotráfico.

Así se desprende de las declaraciones que hizo ante la Procuraduría General de la República un grupo de 31 hombres de la autodenominada "policía comunitaria" detenidos por el Ejército en marzo pasado durante un operativo en el municipio de Buenavista.

A estos sujetos se les decomisaron 48 armas de fuego, entre ellas 33 largas y 15 cortas, así como 2 mil 395 cartuchos de diversos calibres y 43 gramos de mariguana.

Los testimonios que rindieron ante el Ministerio Público de la Federación, de ser corroborados durante el juicio que enfrentan éstos, se trataría de un caso inédito en el que un grupo de civiles despoja a narcotraficantes de sus armas para combatirlos.

Según un informe de la PGR, se recabaron declaraciones de los detenidos, quienes –según la dependencia– aceptaron pertenecer al grupo de autodefensa de La Ruana, y crearon la organización para protegerse de ‘Los Caballeros Templarios’ que extorsionaban en la zona.

El reporte indica que “coincidieron en señalar que las armas de fuego se las quitaron a diferentes integrantes de Los Caballeros Templarios”.

La PGR consignó el 12 de marzo de 2013 a 31 de los supuestos miembros de la policía comunitaria por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas y algunos por portación de arma de fuego sin licencia.

Todos enfrentan proceso por posesión de cartuchos, siete por delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo, delincuencia organizada con la finalidad de cometer los delitos de acopio de armas y secuestro.

Otros 15 “policías comunitarios” fueron arrestados en posesión de armas de fuego, también en marzo, en la carretera Tepalcatepec-Buenavista, Michoacán. En sus declaraciones aseguraron que conformaron la organización para “contrarrestar los abusos de Los Caballeros Templarios, y que no pertenecían a ninguna organización criminal”.