Combaten a criminales con ‘autodefensas’... desarmadas

No llevan rifles, sino silbatos y teléfonos con los que crearon una red vecinal para luchar contra la inseguridad; aunque aún no son reconocidos por las autoridades municipales, desde enero pasado ...

Cajeme, Sonora

El incremento de la inseguridad y la violencia en Cajeme, además de la ausencia de la autoridad, llevó a grupos ciudadanos a conformar al inicio de 2015 sus propias autodefensas. Hartos de la delincuencia, los ciudadanos decidieron tomar sus propias medidas para que su comunidad recuperara la tranquilidad, pero desarmados.

Su defensa no son las AR-15 o los cuernos de chivo que se veían en los municipios de la Tierra Caliente de Michoacán en los dos años recientes. En Cajeme, el segundo municipio más importante de Sonora, los vecinos se armaron con silbatos y teléfonos para crear una red de comunicación entre ciudadanos, quienes se hartaron de no encontrar eco en sus denuncias para que la policía municipal acudiera en su auxilio.

Cajeme promedia 42 homicidios por cada 100 mil habitantes y se encuentra entre las 50 ciudades más inseguras del mundo, de acuerdo con un informe dado a conocer en enero pasado por el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y la Justicia Penal; pese a que Sonora no está entre los primeros 10 estados con mayor incidencia delictiva a escala nacional, de acuerdo con el INEGI.

Aunque con el doble de habitantes, la capital, Hermosillo, reporta 12 homicidios por cada 100 mil habitantes, según información del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública.

La Secretaría de Seguridad Pública estatal señala que entre 2012 y 2014 las cifras de homicidios se incrementaron de 98 a 148 y en 2013 se reportaron 172. El mayor delito cometido es el de robo a persona, con 962 en lo que va del año. En 2013 ocurrieron 700. El robo de vehículos también es uno de los que más se presentan, con 911 en este año. La SSP de Sonora reporta dos secuestros en 2015.

En contraste, el sistema municipal de Seguridad Pública refiere que entre 2013 y 2014 hubo una disminución de 24.1 por ciento en el robo a casa habitación; de 8.4 en la tasa de homicidios y de 17 por ciento en el robo a personas.

La policía municipal tiene 844 elementos, con un presupuesto mensual de 10 millones 416 pesos, además de que Cajeme cuenta con recursos federales del Subsidio para la Seguridad de los Municipios por 19 millones 238 mil pesos para la adquisición de patrullas y armamento.

El contraste entre las cifras que tiene el gobierno estatal y las que aporta el municipal revela las diferencias que hay entre ambas administraciones, panista de Sonora y priista de Cajeme.

El alcalde Rogelio Díaz Brown atribuyó la problemática en materia de seguridad a una pretensión política, por las diferencias que tiene con el gobernador panista Guillermo Padrés.

“Nos hemos enfrentado al gobierno del estado casi los seis años y obviamente hemos tenido consecuencias por ese enfrentamiento”, aseguró el priista.

Sin embargo, para los habitantes de Cajeme (cerca de 400 mil), las cifras de la alcaldía no coinciden con la situación que impera en este municipio del sur de Sonora. Cansados del robo a sus propiedades, se organizaron para crear sus propias autodefensas.

PRESENCIA EN REDES SOCIALES

El nombre que usaron, y bajo el cual se hicieron presentes en redes sociales, causó alarma en la autoridad municipal, que asegura no conocer quiénes están detrás de dichos grupos.

“A la fecha no hemos podido localizar a quien se hizo llamar como líder o a los grupos que están en las colonias”, afirmó Díaz Brown.

Sin embargo, Jesús Hugo Ceja, representante de los vecinos de colonias como Villa Bonita, Villa California, México y la comisaría de Cocorit, aseguraron que el alcalde los conoce y argumentaron que recurrieron al nombre de autodefensas porque eso son, y esa era la forma de llamar la atención sobre lo que ocurre en su comunidad.

“No sé por qué dice que no nos conoce. Nos conoce a todos personalmente. Pero la situación que ocurre en las colonias no es oculta. Nosotros buscamos la solución al problema que se estaba dando”.

Aseguraron que su objetivo solo es recuperar la tranquilidad. “No le queremos hacer daño a nadie, pero tampoco queremos que nos hagan daño. Nos pusimos de acuerdo y aprovechamos la tecnología de los mensajes por celular y los silbatos. Ya no había confianza de salir a la calle. Se robaban desde una bicicleta hasta una casa completa por dentro. Nos pusimos de acuerdo para poner un alto dentro de la ley sin que se convierta en el círculo vicioso de que a la víctima la convierten en delincuente y al delincuente en víctima”.

Los grupos que surgieron en enero pasado han atrapado a ocho delincuentes e inhibido un número mayor de incidentes en cuando menos 10 colonias ubicadas al suroeste de ciudad Obregón.

La desigualdad en Cajeme hace que haya colonias como Los Patios, donde hay cientos de viviendas abandonadas que se han convertido en refugio de criminales, que acechan colonias cercanas y donde los ciudadanos conformaron sus grupos de autodefensa.

Antonio Reyes, otro integrante de los grupos ciudadanos, dijo que en meses recientes se agudizó la inseguridad en sus colonias y “los vecinos preocupados hemos visto que las autoridades han sido rebasadas, de tal manera que buscamos la manera de cuidarnos y estamos mandándonos mensajes cuando nos sentimos acechados”.

A LA ORDEN

El alcalde priista admitió que a dos meses de su surgimiento no se ha podido reunir con ellos, pero ofreció poner a disposición de los ciudadanos a las corporaciones de seguridad pública.

“Estamos a la orden. Queremos invitarlos, y les ofrezco que personalmente los atiendo, a formalizar su asociación como ciudadanos organizados a favor de la seguridad y que podamos trabajar juntos”, puntualizó en entrevista.

Los vecinos movilizados admiten que aunque el narcomenudeo representa un problema en su municipio, no tienen reporte de ataques del crimen organizado, como extorsiones o asesinatos.

El alcalde reconoció que a su llegada en 2012 fueron desarticulados dos grupos delincuenciales de tres  que operaban en la región. El líder criminal que tiene injerencia en Cajeme se encuentra en Estados Unidos y desde ahí controla la venta de droga en el municipio.

Para Ascensión López, regidor de Cajeme, la inseguridad es un problema grave y el surgimiento de estos grupos ciudadanos se debe a que “la gente se hartó de que no haya una solución efectiva a sus problemas. Aquí en Cajeme se han manifestado de manera muy grave las muertes. Llevamos arriba de 100 y eso es oficialmente reconocido”.

Además de la conformación de los grupos de autodefensa, Cajeme llamó la atención porque hace dos semanas, Ramiro Castelo, un vecino del municipio, increpó al alcalde durante la presentación de un programa de seguridad, para exigir la presencia del Ejército ante la creciente inseguridad. El video se volvió viral, sobre todo por la respuesta del edil, quien le agradeció y se dio la media vuelta sin escuchar sus reclamos.

Díaz Brown aseguró que el incidente con ese vecino no tiene nada que ver con la seguridad en Cajeme y argumentó que detrás de él hay una embestida del PAN a su gobierno.

“Ha sido un líder agrario que ha estado en la cárcel, que tiene antecedentes penales y en elecciones pasadas ha trabajado con el PAN. Se jacta de ser amigo del gobernador del estado y nosotros vemos en ese acto una situación política y electoral”, señaló.

En abril pasado, durante una reunión de evaluación en el estado, Roberto Campa, subsecretario de Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, afirmó que Cajeme es un foco rojo a escala estatal, pese a que Sonora no está entre los primeros lugares con mayor incidencia, y por eso anunció apoyos por 25 millones de pesos.