Comando arrebata un detenido a ministeriales

Nájera dijo que sólo de esta forma puede hacerse frente a hechos como lo ocurrido en el municipio de Mascota.
La Fuerza Única Regional inició operaciones el 21 de julio.
La Fuerza Única Regional inició operaciones el 21 de julio. (Alejandro Acosta)

Guadalajara

Después de que un comando armado liberó este jueves a un detenido en el municipio de Mascota, el fiscal general, Luis Carlos Nájera Gutiérrez llamó a los municipios que hacen falta a firmar el convenio para incorporarse a la Fuerza Única Regional para que lo hagan.

En entrevista, el funcionario relató que se detuvo a dos personas a bordo de una camioneta que tenía reporte de robo y llevaba ganado, acción que fue consecuencia de una investigación que llevaba la propia Fiscalía. Confirmó que un comando armado, de cuatro camionetas, cerró el paso a los policías y se llevó a una de las personas detenidas.

La otra persona pudo ser resguardada y ya es investigada. No hubo elementos de seguridad lesionados. Luis Carlos Nájera dijo que este tipo de hechos no pueden ser enfrentados por las policías municipales.

El fiscal confirmó que no ha habido nuevas incorporaciones de municipios a la policía regional y, aunque el municipio de Mascota ya firmó, dijo que hay algunos de la región Valles que aún no lo hacen. Señaló que la información que tiene es que no se han incorporado por razones económicas, “pero si la principal preocupación de los gobernados jaliscienses es la seguridad pública, yo creo que no debemos escatimar esfuerzos en materia de seguridad”.

El fiscal también confirmó que las detenciones de Mascota están vinculadas con hechos que antes habían sido descubiertos en el municipio de Teuchitlán, donde se encontró un rancho con varias personas aseguradas. Dijo que “ya se recuperaron algunas personas, por desgracia la dueña de ese rancho está vinculada con algunas personas que han sido ejecutadas en la zona metropolitana y han sido conectadas con el crimen organizado”.

Señaló que quienes estaban en el rancho no propiamente se encontraban secuestradas, pues más bien son utilizadas para el robo de ganado.

Una fuente cercana a la investigación que mencionó el Fiscal señaló que habrían sido alrededor de mil cabezas de ganado las robadas, así como siete personas las desaparecidas, entre ellas el encargado del rancho y cuatro mecánicos.

Dicho rancho sería propiedad de una hermana de Arturo Navarro Martínez, conocido como El Ganadero, acribillado el 27 de abril de 2012, y al que se le relaciona con un rancho decomisado el 21 de agosto del mismo año en el poblado de Nextipac, en donde su esposa, Cecilia Verónica Reynoso Ríos, y dos caballerangos, fueron ultimados por un comando armado. De ese caso se informó el decomiso de más de un millón de dólares, así como varios caballos pura sangre.