Comandante de la AEI sigue grave

Investigaciones revelan que fueron ocho los responsables.

Monterrey

A seis días de haber sido baleado, el comandante de la Agencia Estatal de Investigaciones, Jesús Rangel García, continúa luchando por su vida y es reportado como grave, pero estable por los médicos que lo atienden en el hospital particular a donde fue trasladado el pasado 20 de enero.

Las autoridades revelaron que los especialistas siguen esperando que el cerebro de Rangel García se desinflame para determinar si pueden o no extraerle el proyectil que le quedó alojado el día del ataque.

Mientras eso ocurre, los elementos de la Agencia Estatal continúan realizando las investigaciones para tratar de establecer las identidades de los presuntos responsables del hecho.

Trascendió que, por el momento, cuentan con algunos datos importantes que los lleva a considerar que fueron, por lo menos, ocho participantes en el ataque que ocurrió afuera del domicilio del detective, el cual está ubicado en la colonia Zertuche, en el municipio de Guadalupe.

Aunque se mencionó que fueron varios vehículos los que tripulaban los gatilleros, presuntamente confirmaron que en solamente dos de ellos viajaban los que accionaron las armas cortas y largas en contra del servidor público estatal.

Por versión de testigos, los investigadores supieron que el principal gatillero viajaba en la caja de una camioneta tipo pick-up, de la cual descendió para dispararle de cerca a Rangel García, a quien le propinó dos disparos en la cabeza.