Colonos de bulevard Las Rosas colocan mantas para ahuyentar ladrones en Coacalco

"¡Ratero! En este Boulevard hay alarmas y está vigilado por los vecinos, si te agarramos, atente a las consecuencias. ¡Ya estamos hartos".
Fijaron lonas en sus domicilios y en los árboles del camellón.
Fijaron lonas en sus domicilios y en los árboles del camellón. (Especial)

Coa

Como una medida de autodefensa ante la actividad de la delincuencia, vecinos del fraccionamiento Villa de las Flores continúan con la colocación de mantas en calles, camellones y frente a sus domicilio, con leyendas en las que advierten a los rateros de las consecuencias si los sorprenden y atrapan.

En esta ocasión, residentes del Bulevard de las Rosas, que corre paralelo al bulevar principal del mencionado conjunto habitacional, fijaron lonas en sus domicilios y en los árboles del camellón, donde es posible leer:

"¡Ratero! En este Boulevard hay alarmas y está vigilado por los vecinos, si te agarramos, atente a las consecuencias. ¡Ya estamos hartos". Enseguida se ve el rotulo de un puño cerrado, acompañado de: "Vecinos Unidos Contra la Delincuencia".

Hay que mencionar que lonas de distinta manufactura pero con leyendas similares están colocadas en una buena cantidad de calles de ese fraccionamiento, unas cerca del mercado local y otras en las proximidades de la empresa Teléfonos de México, justo en la continuación del bulevar donde se fijaron las nuevas advertencias.

También, estos avisos continúan en otros puntos de la demarcación, destacadamente calles cercanas a la presidencia municipal, en San Francisco Centro.

Sobre la situación, comerciantes que operan casi en la entrada de Las Rosas, en la esquina con Bulevard Coacalco, mencionaron que, en efecto, vecinos determinaron organizarse para enfrentar a la delincuencia debido a que han sido continuos los asaltos a mano armada contra transeúntes y ya muy común el robo de autopartes a todas horas del día, principalmente por las tardes y las noches.

En unos casos se dijo que parte de la organización vecinal contra la delincuencia incluye una más estrecha comunicación con las autoridades municipales, pero en otros se afirmó que más bien el acuerdo nació precisamente de la nula respuesta del gobierno municipal para combatir a los ladrones.

Se estableció que la advertencia contra los rateros va en serio, hasta sus últimas consecuencias, pues los residentes están hartos.