Ciudadanos velan armas en 2 comunidades de Morelos

Buscarán obtener permisos de portación y adelantan que solo se coordinarán con el Ejército, pues no confían en la policía estatal.
Acusan que el gobierno estatal desoyó sus advertencia de riesgo.
Acusan que el gobierno estatal desoyó sus advertencia de riesgo. (Especial)

Morelos

Pobladores de Xoxocotla, municipio de Puente de Ixtla, y El Higuerón, de Jojutla, se dicen listos para enfrentar y combatir a la delincuencia que mantiene en la zona.

Entrevistados por separado, representantes y activistas de estas comunidades, externaron su desinterés en los apoyos y estrategias que tenga la secretaría de Seguridad Pública estatal, pues, dijeron, en todos los casos han demostrado su ineficacia para terminar con los secuestros, homicidios, robos y extorsiones.

El caso del Higuerón es el más reciente contra la delincuencia en Morelos, donde los vecinos afinarán el próximo 15 de febrero el inicio de sus actividades como autodefensas, en cuyo trabajo solo tomarán en cuenta al Ejército.

René Martínez Morales, uno de los activistas del movimiento de civiles armados, quien aseguró que ha recibido continúas llamadas de extorsión y amenazas de muerte, informó que enviarán “un escrito al presidente Enrique Peña Nieto para que nos de la facultad de contar con permisos para portar armas exclusivas para defendernos”.

Además, pedirán herramientas, como radios de comunicación, con el fin de “cerrarle el paso (a los delincuentes) y detenerlos” cuando crucen la comunidad o intenten trasladarse por ahí hacia otros puntos del municipio de Jojutla.

Martínez Morales adelantó que entre los acuerdos que tomarán en breve también está la posibilidad de impedir el acceso a los integrantes de la policía estatal, pues “son los mismos que la policía municipal, solo que con otros uniformes y otras patrullas, lo que no garantiza en nada la seguridad, por lo que solo nos coordinaremos con la Secretaría de la Defensa Nacional”, remarcó.

Por su parte, el delegado municipal de la comunidad indígena de Xoxocotla, Javier Jiménez Jiménez, denunció que pese a los acuerdos con la autoridad, en la región se mantienen los secuestros y homicidios, por lo que la comunidad le ha pedido desoír los llamados del gobierno del estado y permitir que las autodefensas que ya se han organizado, salgan a proteger a la comunidad.

La intención, dijo, era que el pueblo no se levantara contra la delincuencia, por lo que “le pedí al gobierno del estado que metiera las manos”.

Por ello en diciembre pasado, decenas de hombres y mujeres plantearon la situación de riesgo al gobernador Graco Ramírez. Sin embargo, la violencia prevalece, por lo que los habitantes le han pedido que saque ya las autodefensas.