Maestra de primaria golpea a alumno

La madre del menor presentó la denuncia ante las autoridades pertinentes, argumentando supuestas agresiones verbales y físicas contra su hijo.

Ciudad Madero

Una denuncia más en contra de una maestra fue presentada ante las autoridades competentes, por parte de una madre de familia, quien argumentó, que su hijo sufrió agresiones verbales y físicas a manos de la profesora de primer año de primaria.

Según se supo, la denuncia fue interpuesta por parte de la señora Laura del Ángel Ortega, vecina de la colonia Miramápolis, la querella es en contra de la maestra a quien conoce únicamente como "Adriana", de la Escuela Primaria Juana María Cabrera Salinas, ubicada en calle Circuito Golfo de México, de la colonia ya mencionada, al oriente del municipio petrolero.

Según la Averiguación Previa marcada con el número 259/2014, por el delito de lesiones, en contra de la referida maestra, esto luego de que presuntamente agrediera al menor de nombre Hugo Alberto Gómez del Ángel, de 6 años, causándole inflamación en el ojo derecho por traumatismo.

Mencionó la madre del menor, fue informada que su hijo que estaba llorando y decía que le había pegado su maestra, por lo que acudió al plantel educativo, sin embargo el día de los hechos, no le dieron acceso a la escuela para dialogar con el director del plantel.

Al ver a su hijo con visibles huellas de violencia en el rostro, la mujer lo trasladó hasta un consultorio particular para que recibiera la atención médica, siendo notificado por el médico que su hijo presentaba lesiones en el ojo derecho, recetándoles medicamento para el dolor y la inflamación.

Fue al siguiente día que acudió a la institución educativa para dialogar con el responsable, del plantel, siendo recibido por el subdirector, en donde junto a la maestra "Adriana", en el menor sostuvo frente a ellos la agresión sufrida.

El pequeñito narró que el día de los hechos, la maestra se molestó porque el menor no llevaba los lápices y el cuaderno para hacer las actividades programadas, por lo que se acercó hasta donde estaba su mesa-banco, en donde le jaló del brazo y aventó en contra del pupitre.