Ejército ha estado en 98% de golpes al crimen: Cienfuegos

“Desde hace dos años hay una crítica constante hacia la Sedena, casi todos los días; los logros en materia de seguridad no han sido comunicados de manera eficiente”, señala el general.
El secretario de la Defensa Nacional.
El secretario de la Defensa Nacional. (Octavio Hoyos)

El secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos, habló con MILENIO de la guerra contra el crimen organizado que, ante la incapacidad o ineficacia de autoridades municipales y estatales, las fuerzas armadas han tenido que enfrentar en las calles. El Ejército, reconoce, ha tenido que ir aprendiendo cómo luchar frente a ese enemigo, pues no estaba preparado para contenerlo a través de labores policiales, que no competen a los soldados.

El general dice que los soldados han tenido que cambiar sus conceptos y adiestramiento, pero  reiteró que las tropas estarán en las calles hasta que haya cuerpos policiales capacitados. En ese sentido, criticó que algunos gobiernos no hayan hecho lo suficiente para avanzar en la materia, ya que el Ejército ha estado en 98 por ciento de lo logrado contra la delincuencia.

El secretario de la Defensa afirmó que desde hace dos años hay una constante crítica hacia el Ejército, “casi todos los días”, y que los avances en materia de seguridad del gobierno federal no han sido comunicados de manera eficiente.

Se cumplen diez años de que los soldados patrullan las principales ciudades y regiones del país, por los problemas de delincuencia generados por las mafias, ¿cuál ha sido el aprendizaje en ese tema?

El aprendizaje ha sido importante. Hemos tenido que modificar conceptos, capacitaciones, adiestramiento, la forma de desempeñar nuestras actividades, y hemos avanzando de manera importante en varias cosas. No estábamos con las adaptaciones necesarias para enfrentar a la delincuencia. Hoy lo hacemos con técnicas que hemos aprendido, que hemos obtenido de otras experiencias. Ha sido importante.

Ha declarado que los soldados no podrán volver a los cuarteles mientras no haya una reconstrucción y un fortalecimiento de las policías locales, ¿cómo evalúa ese proceso?

Creo que todos los gobiernos locales han estado haciendo su tarea. No es fácil, se requieren recursos, mucha capacitación y, efectivamente, mientras no estén las corporaciones de policía capacitadas y adiestradas para poder enfrentar estos delitos, pues tendremos que estar en las calles. Hay estados que han caminado, hay otros en donde no vemos todavía el empeño, ya con una respuesta. Pero no es que nosotros queramos estar en las calles, tampoco. Ojalá que esta reconstrucción de policías sea pronta, en beneficio de las diferentes sociedades, y lo que he dicho es que estaremos en las calles mientras lo ordene el Presidente y, sobre todo, lo demande la sociedad.

“Hoy estamos en las calles porque es la sociedad la que está exigiendo que estemos nosotros ahí. Esperamos que pronto contemos con buenas corporaciones de policías para que atiendan estos problemas”.

Los indicadores de cumplimiento del Ejército en derechos humanos han mejorado considerablemente. Sin embargo, hay hechos que han eclipsado ese avance, como los señalamientos del GIEI de que no hubo la apertura del Ejército para facilitar la investigación del caso Iguala...?

Lo que he dicho es que respetemos la ley, que dice que la autoridad que debe atender estos asuntos es el Ministerio Público, en este caso la Procuraduría General de la República (PGR), a la cual han acudido todos los soldados que pudieran ser señalados y citados para esta cuestión.

Hasta 40 militares han ido hasta cuatro veces a hacer declaraciones. En ningún momento hemos dejado de participar en todas las citas que nos ha hecho la PGR. Lo que no sucedió es que fueran extranjeros (a la sede del batallón) y nos interrogaran a los soldados mexicanos. ¿Por qué? Porque así lo dice la ley, porque no está en el mandato que tenía este grupo. Eso es exclusivamente lo que pasó, pero no nos hemos opuesto a hacer declaraciones: ahí están las averiguaciones, hoy son abiertas, está toda la participación de la gente militar.

¿Cuál ha sido el ánimo de las tropas luego de todas estas críticas, de algunos videos que han documentado algunas malas prácticas?

El ánimo es bueno. No me corresponde a mí decirlo, sería mejor preguntar a las tropas, ir con ellos a los cuarteles y platicar para ver cómo se sienten. Me parece que sí hemos sido sujetos de críticas, pero no es por un video que acaba de salir. Yo creo que estamos hablando de hace un año y medio, casi dos años de todos los días hacer críticas.

Nuestra gente está trabajando bien, hemos tenido excelentes resultados en el esfuerzo nacional que desarrolla el Estado. Las fuerzas armadas tienen resultados extraordinarios. Estamos en 80, 90 o 98 por ciento de todo lo que se ha hecho contra la delincuencia. El personal sí se ha sentido seguramente en algunos momentos mal por señalamientos que les han hecho, pero no podemos hablar de 250 mil militares, porque algunos, uno que otro, se equivocan o hacen las cosas de manera indebida. Las quejas de derechos humanos, que en 2012 hablábamos de mil 500 —por ponerle un número—, en 2015 fueron poco más de 500. Es decir, hemos ido bajando de manera extraordinaria las quejas, las recomendaciones.

“En ese sentido, creo que hemos avanzado mucho... lamentablemente hay hechos, como los que usted señala, que ponen en entredicho lo que aquí decimos, pero ahí están los números. No lo digo yo, lo dice el propio presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl González Pérez.

“El personal militar moralmente y anímicamente está bien, sigue trabajando a pesar de lo que encontramos y que nos sucede hoy con el sistema garantista, que los delincuentes están siendo soltados, no obstante haber sido ya sentenciados por los crímenes que se les acusó.

“Eso no es de ayer o de antier, sino de hace cinco, seis u ocho años. Sin embargo, los soldados están con el ánimo alto y trabajando; entregados, dispuestos, con pasión, tratando de hacer las cosas bien en beneficio de la sociedad”.

¿Cómo ve al país? ¿Cómo ve el avance del combate a la delincuencia en el cumplimiento de garantizar la seguridad a todos los mexicanos?

Creo que se ha avanzado. Lamentablemente me parece que esto no se ha podido explicar claramente y con profundidad. Ha habido avances en todo el país, incluyendo esta región.

¿Dónde está el problema ahora?

En que ya no son los delitos de alto impacto, aquellos que hablábamos de un convoy, de camionetas con gente armada o grandes cantidades de droga o de armas, o ataques masivos, no. Hoy el problema está en el daño al patrimonio de los ciudadanos. Ahí es donde está el asunto: es el robo, la extorsión, el secuestro, el homicidio, que son delitos del orden común que deben atender las autoridades locales a través de sus cuerpos de policía. Nosotros hacemos hasta donde nuestro esfuerzo lo permite, pero sí creo que el problema ya es de otro orden, de otro nivel, aunque es el que más molesta y el que más daña a los ciudadanos.

* * *

'Narcobloqueos' en Guerrero

El jueves pasado, transportistas e integrantes de la organización de Pueblos de la Sierra de Guerrero bloquearon por más de 12 horas la Autopista del Sol, en demanda de que la Secretaría de la Defensa Nacional dejara de fumigar los plantíos de mariguana y amapola que se encuentran en la zona.

En entrevista radiofónica con Joaquín López-Dóriga, el gobernador de la entidad, Héctor Astudillo, enfatizó que el crimen organizado fue el que organizó dicho bloqueo y obligó a transportistas y pobladores de la sierra a participar en el mismo.

El mandatario estatal subrayó que la "indisposición" de sus dirigentes a dialogar indica que las protestas fueron organizadas por bandas criminales, a través del líder de los transportistas y pobladores, Servando de Jesús Salgado Guzmán.

Astudillo reveló que cuenta con un video en el que Salgado Guzmán explica el motivo de los bloqueos, y en el que solicitaba que "el gobernador interviniera a efecto de cancelar, ante la Secretaría de la Defensa Nacional, la fumigación de plantíos de mariguana y amapola".

El gobernador de Guerrero destacó que posterior al desalojo de la Policía Federal, se encontraron carros robados, armamento, cartuchos y un kilogramo de cocaína. (Redacción/México)