Ocasionan accidente y se fugan con mentiras

El afectado fue un taxi que circulaba sobre la calzada Saltillo 400, un Pointer no respetó el alto y se impactó contra él, los responsables se fueron argumentando que irían a la Cruz Roja.

Torreón, Coahuila

En aparente estado de ebriedad, un conductor ocasionó un accidente y después con el pretexto de que iría a atenderse a Cruz Roja en un vehículo particular huyó del lugar, con él viajaba al menos una persona más, de quienes en ese momento ya no se supo nada pues jamás llegaron a recibir atención al hospital.

Ángel Reyes Vélez, de 29 años, con domicilio en la colonia Lucio Blanco, es quien resultó afectado en el accidente, él viajaba en un vehículo Dodge Atos de la línea radio taxis amarillos con placas 48-98-CTM del servicio público, aseguró que al circular sobre la calzada Saltillo 400 el otro vehículo le quitó el derecho de paso.

Elementos de peritos del Tribunal de Justicia Municipal, se trasladaron al lugar para tomar conocimiento del percance.

Él circulaba de sur a norte sobre dicha calzada y al llegar a la calle Pavorreal de la colonia Fovisste, el vehículo responsable Volkswagen Pointer blanco con placas FFJ-80-15 de Coahuila que circulaba de norte a sur por la Saltillo 400, tomó al oriente por la Pavorreal pero tenían el semáforo en rojo y se atravesaron al paso del taxi.

Del fuerte impacto, el Pointer salió proyectado contra una barda de una propiedad privada y terminó en sentido contrario a la circulación en la que iba, de inmediato el conductor y acompañante bajaron del vehículo pero fueron ayudados por personas que viajaban en un Dodge Stratus color gris con placas FGA-24-17 de Coahuila.

El taxista al verlos que los estaban ayudando, se acercó a preguntarles a donde iban y manifestaron que los llevarían a recibir atención médica a la Cruz Roja por lo que él no pudo detenerlos, sólo se tomaron datos del vehículo,  Ángel Reyes indicó que los notó que se encontraban en estado de ebriedad.

Elementos de peritos del Tribunal de Justicia Municipal, se trasladaron al lugar para tomar conocimiento del percance y realizaron el parte informativo, para después turnarlo a la autoridad correspondiente, los vehículos así mismo fueron asegurados hasta que se deslinden responsabilidades.

Por fortuna el taxista no presentó lesiones y no llevaba pasajeros, así que no se necesitó la presencia de paramédicos en el lugar del accidente. Se espera que el responsable responda por los daños ocasionados.