Choque deja 3 lesionados

El impacto se produjo en la avenida Bernardo Reyes, en la colonia Topo Chico, al poniente de Monterrey,

Monterrey.-

La ebriedad con la que un joven conducía su camioneta, hizo que chocara contra un vehículo al cual proyectó contra otro automóvil estacionado y posteriormente causó daños en la puerta de un negocio donde detuvo su marcha.

El percance sucedió en la avenida Bernardo Reyes y Bustamante, de la colonia Tierra y Libertad, en la zona norte de Monterrey, donde uno de los automóviles terminó incrustado en la barda de una vivienda.

La comandancia de la Cruz Verde informó que fueron auxiliados los hermanos Santiago Gael y Damián Isaí Picón Gómez, de seis y cuatro años de edad, respectivamente, quienes viajaban con su papá Rogelio Picón Arzola, de 25 años de edad, quien presuntamente conducía en estado de ebriedad; fueron llevados al Hospital de Zona del Seguro Social.

En tanto que en el sitio del accidente fue atendido Raúl Hernández Ortiz, de 35 años de edad, quien presentaba sólo algunos golpes, pero que se negó a ser llevado hacia algún hospital.

De acuerdo a los informes de los oficiales de vialidad, el presunto responsable conducía una camioneta tipo estaquitas propiedad de la empresa Servicios Generales de Limpieza y que porta las placas RF-48033 de Nuevo León, la cual terminó en una cortina metálica de un negocio sobre la avenida Bernardo Reyes.

Informes señalan que el vehículo bajaba por la avenida La Aurora hacia Fidel Velázquez, cuando el sujeto perdió el control del volante, impactó el vehículo Mustang en el que se desplazaba Hernández Ortiz y lo proyectó contra un vehículo Countur con matrícula SRJ-6781, el cual resultó con severos daños.

Algunos testigos señalaron que el presunto responsable del accidente se encontraba en aparente estado de ebriedad y conducía su camioneta a exceso de velocidad.

Elementos de la Fuerza Civil llegaron para abanderar el sitio del accidente y colocaron conos a manera de barrera para que los conductores no fueran a colisionar con los vehículos que ya se encontraban siniestrados; además, apoyaron a los paramédicos y oficiales de Tránsito en los trabajos para atender a los heridos y dar fluidez a la vialidad.

Los conductores de los vehículos implicados fueron enviados a la fiscalía especializada en asuntos viales, donde el funcionario en turno deslindará responsabilidades.