‘El Chayo’ murió por dos balazos

El gabinete de seguridad informó que Nazario Moreno González fue abatido por militares que repelieron sus disparos durante un operativo el pasado 9 de marzo a las 4:30 de la mañana.
Nazario Moreno 'El Chayo' / cártel: Los Caballeros Templarios.
Nazario Moreno 'El Chayo'. (Especial)

Ciudad de México

Nazario Moreno González, El Chayo, murió de dos impactos de bala en el tórax, informó el gabinete de seguridad del Gobierno de la República.

Los militares que realizaron el operativo del 9 de marzo iniciado a las 4:30 de la mañana, fueron agredidos por Moreno González con disparos de su AK-47 y repelieron la agresión, dando muerte con dos impactos de bala en el tórax, a quien después de un peritaje a cargo de la Procuraduría General de la República, fue identificada como El Chayo.

"Nazario Moreno González era reconocido por su peligrosidad en las zonas donde las fuerzas federales habían reforzado su presencia; se le señala como el presunto encargado de las tareas de adoctrinamiento del grupo delincuencial que encabezaba hasta el día de su abatimiento", informó la Secretaría de Gobernación.

El gabinete de seguridad informó que la investigación que derivó en la muerte del líder de Los Caballeros Templarios en Tumbiscatío, Michoacán, estuvo a cargo de la Defensa y la Marina.

El líder delincuencial portaba una credencial de elector una credencial de elector a nombre de Faustino Andrade González y una licencia de conducir del Estado de México a nombre de Faustino González Andrade.

En un comunicado conjunto, las dependencias federales de seguridad detallaron que fue el 7 de febrero cuando contaron "con información de inteligencia que daba una clara ubicación" de Nazario Moreno en una casa de fachada humilde en Tumbiscatío, pero con servicios como televisión de paga, cama King size, varios televisores y energía eléctrica provista por fotoceldas, de donde salió una persona armada, quien, al ser detenida dijo servir a Moreno González.

El 3 de marzo se estableció una base de operaciones fijas en Michoacán, dos en Jalisco y tres equipos móviles y de fusión en Guerrero, así como dos helicópteros y personal de inteligencia, sumando un total aproximado de 350 elementos.

El 4 de marzo, en Tumbiscatío, se encontraron tres tambos de plástico con capacidad de 200 litros con 27 armas largas, cuatro armas cortas, seis mil 948 cartuchos útiles, tres artefactos explosivos, 202 cargadores para armas de fuego, presumiblemente propiedad de Los Caballeros Templarios.

De acuerdo con las autoridades, fue el 7 de marzo cuando se aseguró un vehículo y equipo de comunicación en servicio, propiedad de Nazario Moreno, en cuyas conversaciones escucharon que se llevaría a cabo una reunión a la cual asistiría el líder delincuencial.

Por ello se acotó el perímetro de búsqueda para detener al delincuente en la operación que dio como resultado la muerte de Nazario Moreno, cuyo cuerpo y pertenencias fueron puestos a disposición de la Agencia del Ministerio Público Federal de Apatzingán.