“Cero impunidad” para traficantes de especies: Profepa

En lo que va del año se han detenido a 52 presuntos delincuentes en México; de acuerdo con la Interpol el comercio ilícito genera 200 mil mdd al año a nivel internacional.
Archivo Milenio
(Archivo)

México

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) declaró que habrá “cero impunidad” para los traficantes de especies, quienes, de acuerdo con la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), a nivel internacional ganan 200 mil millones de dólares al año.

Alejandro del Mazo Maza, subprocurador de Recursos Naturales de la Profepa, informó que en lo que va del año se han detenido 52 presuntos delincuentes así como el aseguramiento de 4 mil 275 ejemplares animales y 41 mil 739 plantas, en 173 operativos, gracias al Programa de Combate al Tráfico y Comercio Ilícito de Vida Silvestre.

“En México lo que genera esta problemática es la alta demanda de países, en particular asiáticos, de especies como pepino de mar, caballito de mar, aletas de tiburón y muchos otros que están en categoría de riesgo”, aseguró.

En su participación en el Taller para Capacitadores en Materia de Comercio y Tráfico de Vida Silvestre, precisó que se hicieron 989 inspecciones y mil 13 recorridos de vigilancia, así como el decomiso de 64 mil 927 productos y subproductos derivados de esta actividad ilegal.

Comentó que una de las metas trazadas para el periodo 2013-2018, es cubrir con acciones de inspección y vigilancia, en un 100% de las áreas de distribución nacional de las especies prioritarias por su condición de riesgo y peligro de extinción.

Del Mazo dijo que en México se tienen identificadas 2 mil 606 especies de flora y fauna en alguna categoría de riesgo, por lo que el objetivo del taller es dar entrenamiento a capacitadores, intercambiar experiencias y proporcionar materiales y herramientas a inspectores de vida silvestre.

En su oportunidad, el Subprocurador de Inspección Industrial, Arturo Rodríguez Abitia destacó que la Profepa considera el desarrollo nuevas y mejores capacidades, a fin de realizar una labor de vigilancia más efectiva en las fronteras y en los recintos aduanales.

“Necesitamos no solamente mejorar los mecanismos de intercambio de información dentro del propio Gobierno Federal, sino también con otras autoridades fuera del país y por supuesto con instituciones como la Procuraduría General de la República (PGR) y la Dirección General de Aduanas”, indicó.