Acusado por corrupción agente de la DEI va al Cereso

El elemento realizó la detención de padre e hijo, quienes fueron señalados por posesión de explosivos. La madre de familia solicitó apoyo al oficial quien le pidió la cantidad de 60 mil pesos.

Laguna de Durango

Tras ser señalado por el delito de cohecho,  a un agente de la Dirección Estatal de Investigación (DEI), se le dictó una prisión preventiva, misma que se cumple en el Centro de Reinserción Social (Cereso) número uno en la capital del Estado de Durango.

A pesar de que el mismo imputado solicitó al Juez de Control llevar dicha medida fuera de la prisión, tras encontrarse en el lugar internos que él mismo detuvo. La petición le fue negada.

Se trata de un agente de nombre José, quien se desempeñaba como elemento de la Dirección Estatal de Investigación (DEI) en la Región Laguna, al cual se le giró una orden de aprehensión tras ser señalado por el delito de Cohecho.

Los hechos de los que se le acusan, se dieron el pasado 18 de diciembre del 2014, cuando el hoy imputado realizó la detención de dos personas del sexo masculino, padre e hijo, quienes fueron señalados por posesión de explosivos.

La mujer no dudó en interponer una denuncia ante un agente del Ministerio Público, por el abuso que se había cometido, a lo que se abrió una carpeta de investigación.

La esposa del padre de familia, solicitó apoyo al agente de Investigación, con quien se entrevistó para que los ayudara a ponerlos en libertad.

Para lograr lo anterior, José solicitó a la mujer una cantidad de 60 mil pesos y con ello arreglar la situación, a lo que la mujer contestó que era una cantidad muy fuerte.

Tras el paso de algunas horas, la mujer logró conseguir una cantidad de 35 mil pesos, pero el agente le dijo que no cumplía con la cantidad que le había solicitado y no la podía ayudar, por lo que puso a disposición del Ministerio Público a los dos detenidos, quienes fueron judicializados por el hecho señalado.

La mujer no dudó en interponer una denuncia ante un agente del Ministerio Público, por el abuso que se había cometido, a lo que se abrió una carpeta de investigación y fue en días pasados que se le giró una orden de aprehensión al ahora ex agente, quien aún se encontraba activo.

Tras su detención, se le formuló imputación y posteriormente se le dictó la medida cautelar de prisión preventiva, misma que se cumple en el Cereso de Durango, sin embargo, el ahora imputando, asegurando que su vida corre peligro tras encontrarse con personas que él mismo detuvo, solicitó cumplir dicha pena en un lugar distinto, pero dicha petición fue negada.

El caso continúa según lo establecido en el Nuevo Sistema de Justicia Penal.